Se postergó el inicio del primer juicio contra Cristina

Se postergó el inicio del primer juicio contra Cristina
Se postergó el inicio del primer juicio contra Cristina

La nueva fecha, el 21 de mayo, será un mes antes del cierre de la presentación de listas de candidatos.

Los jueces del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 decidieron ayer postergar hasta el 21 de mayo el inicio del primer juicio oral contra Cristina Fernández, otros varios exfuncionarios K y el empresario Lázaro Báez por presuntas maniobras de corrupción.

Aunque el inicio de las audiencias estaba previsto para el próximo martes, el TOF 2 dispuso correr la fecha porque uno de sus integrantes, el juez Jorge Tassara tendrá que ser sometido hoy a una cirugía de triple by pass coronario.

El nuevo cronograma promete convulsionar el escenario electoral, porque la senadora nacional deberá sentarse en el banquillo de los acusados en la recta final de definiciones: un mes más tarde, el 22 de junio, vence el plazo para presentar las precandidaturas presidenciales.  

Los otros dos integrantes del TOF 2, los jueces Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu, explicaron que aguardarán la reincorporación de Tassara y no optarán por un reemplazo porque "entre recusaciones, excusaciones y compromisos de agenda, la incorporación de un nuevo magistrado llevaría el mismo, o más tiempo".

En la causa se la acusa a Cristina Fernández y a otras 15 personas, entre las que se encuentran Julio De Vido, José López y Carlos Kirchner (primo del expresidente fallecido Néstor Kirchner), de direccionar contratos de obra pública vial para beneficiar al Grupo Austral de Lázaro Báez. Se analizan 52 licitaciones por un monto total de $46.000 millones.

Los investigadores creen Cristina Fernández lideró una "organización criminal" para la "sustracción de fondos públicos a través de la asignación discrecional de obras". Estiman, que Austral se quedó con el 80% de los proyectos en la provincia de Santa Cruz.  

Como parte de la investigación, en octubre del año pasado, la justicia secuestro más de 11.000 cheques por una suma superior a los 400 millones de pesos, vinculados a la administración de las obras públicas bajo sospecha.

Los oficiales de justicia confirmaron que más de un tercio del dinero manejado con esos cheques fue a parar a las cuentas de Ernesto Clarens, señalado como el financista de la familia Kirchner, quien fue aceptado como arrepentido en la causa de los cuadernos de la corrupción.

La postergación se produjo luego del pedido de los representantes legales de Cristina Fernández para que se modifique el inicio del juicio hasta tanto no se cuenten con los resultados de las evaluaciones que llevan adelante los peritos de la Corte Suprema para determinar si se pagaron o no sobreprecios.  Los integrantes del TOF 2 rechazaron ese planteo que elevó el abogado de la ex presidenta Carlos Beraldi.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA