miércoles 28 de octubre de 2020

Salud

Nuevo avance científico en trasplante de córneas

La nueva prótesis corneal está indicada en los casos en los que un trasplante de córnea penetrante clásico tiene mal pronóstico.

  • Redacción LA
  • sábado, 17 de octubre de 2020

Un equipo de investigadores del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) ha desarrollado la primera prótesis del mundo que se implanta sin necesidad de trasplantar todas las capas de la córnea (epitelio, estroma y endotelio), evitando así la perforación del globo ocular.

Al evitar la perforación del globo ocular, este nuevo avance científico presenta dos ventajas. En primer lugar, se reducen las complicaciones asociadas al trasplante penetrante, en el que se reemplaza la córnea de forma completa. En segundo lugar, se mejora la viabilidad del injerto, ya que la prótesis permite establecer un espacio (una pseudocámara) entre la córnea del paciente y la córnea donante para que no entren en contacto. De esta manera, se mantiene protegida la córnea sana que se le ha implantado al paciente.

El principal objetivo de este implante es crear y mantener un espacio entre la córnea donante y el lecho de la córnea receptora para aislar el injerto de cualquier problema intraocular que pudiera comprometer su viabilidad. Por ello, la prótesis se puede definir como un implante inter-corneal, al separar ambas córneas”, comenta José F. Alfonso Sánchez, creador del dispositivo y cirujano.

Hasta ahora se disponía de una prótesis que necesitaba para su implante de un trasplante penetrante. En palabras del Dr. Alfonso: “Hemos diseñado la primera que se puede implantar con técnicas laminares anteriores. Se trata de una técnica segura para el paciente. Además, su implantación puede combinarse con otras cirugías, de catarata o de vítreo-retina”.

El trasplante de córnea (o queratoplastia) consiste en cambiar la córnea enferma de un paciente, por una córnea sana procedente de un donante. El banco de ojos es el encargado de recoger, estudiar y mantener las córneas de las donaciones (procedentes de un fallecimiento), para garantizar la idoneidad del tejido. El trasplante está indicado para restablecer la forma o la transparencia de la córnea, alteradas por enfermedades congénitas o degenerativas, infecciones o traumatismos.

Existen dos tipos de trasplantes. El trasplante penetrante tiene como objetivo sustituir la córnea alterada por una córnea sana. El trasplante incluye las tres capas principales de la córnea (epitelio, estroma y endotelio), y se indica cuando la enfermedad afecta a todas ellas. La otra opción engloba a los trasplantes laminares, bien anteriores o posteriores. En este caso se trasplantan solo las capas que se encuentren dañadas.