Las pruebas de ultrasonido, un gran aliado para un diagnóstico más preciso

Los sistemas de salud a nivel global siguen atravesando momentos de estrés, producto de la pandemia de COVID-19, dejando en evidencia falencias y necesidades crecientes de recursos. Es por eso que se vuelve imperioso trabajar de manera más eficiente y se presenta como un desafío que ya no se puede ignorar.

El largo periodo de tiempo que lleva diagnosticar con precisión una patología determinada atenta contra la capacidad de respuesta del sistema obliga al paciente a pasar por demasiadas pruebas y el médico debe destinar tiempo de más al análisis de cada una de ellas. Con el acompañamiento de la tecnología, las pruebas de ultrasonido se han convertido en una herramienta de apoyo indispensable para los profesionales de la salud, que les permite brindar una mejor atención al paciente y acelerar el diagnóstico.

A medida que evoluciona la tecnología de la salud, los proveedores necesitan un sistema de ultrasonido ágil y versátil”, dice Paulo Pontes, Director de Ultrasonido Siemens Healthineers.

La ecografía es una herramienta clínica que se ha utilizado durante toda la pandemia, en un inicio el COVID-19 era mayormente un cuadro respiratorio y los exámenes de imágenes se basaban principalmente en rayos-X y en tomografía, siendo la ecografía un examen complementario. Sin embrago, empezó a tomar más relevancia con la ecografía pulmonar, ya que además es un examen que tiene mucho menos costo, mayor acceso y sin radiación para los pacientes.

Además, hoy en día se ha dado a conocer que los pacientes que se agravan con COVID-19 presentan daños colaterales con problemas en otros órganos del cuerpo como en el sistema cardiovascular, el sistema nervioso o en algunos órganos abdominales. Con la variante Ómicron, hay áreas que la comunidad científica aún desconoce, precisamente por esto la ecografía es que juega un papel muy importante no solo en el diagnóstico sino también en el seguimiento de la evolución del cuadro de los pacientes, ya que son equipos livianos de fácil transporte que se adaptan muy bien a las salas de urgencias o a las salas de cuidados intensivos.

Aportes de la ecografía pulmonar

La ecografía pulmonar es muy útil para la detección de la insuficiencia respiratoria aguda y puede ser una alternativa práctica en el diagnóstico y seguimiento del COVID-19. Este virus ha mostrado tener un patrón dentro de la ecografía pulmonar, que permite diferenciarlo de otras patologías. Cabe destacar que también la ecocardiografía es recomendada en pacientes con COVID-19 que desarrollan falla cardíaca, arritmia, anormalidades en el ECG o cardiomegalia. El COVID-19 tiende a afectar los alvéolos terminales del área periférica del pulmón. Las lesiones tienden a estar más cerca de la pleura, que es el lugar donde el ultrasonido actúa mejor.

El ultrasonido no debe ser visto como una práctica aislada. Realmente es una técnica complementaria; incluso permite una fusión con modalidades como resonancia y tomografía donde se sincronizan imágenes de lesiones para un diagnóstico más preciso”, concluye Paulo Pontes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA