El diagnóstico temprano y las campañas de vacunación explican los descensos en casos de Hepatitis A y B a nivel global

El diagnóstico temprano y las campañas de vacunación explican los descensos en casos de Hepatitis A y B a nivel global

La hepatitis viral es un problema sanitario mundial que afecta a cientos de millones de niños y adultos. Es una infección que afecta al hígado, provocando cambios leves, moderados o graves.

La mayoría de las veces son infecciones silenciosas, es decir, no presentan síntomas. Aunque varios patógenos se han asociado con la hepatitis, tres en particular (los llamados virus de la hepatitis A, B y C) son responsables de la mayoría de los casos de hepatitis viral. Las hepatitis B y C muchas veces se vuelven crónicas y no siempre presentan síntomas, retrasando el diagnóstico, lo que provoca el avance de la infección, comprometiendo la salud del hígado, provocando desde fibrosis avanzada o cirrosis, y que puede conducir al desarrollo de cáncer. Juntas, la hepatitis B y C son las principales causas de muerte por esta enfermedad, provocando 1,3 millones de muertes cada año (1).

Los virus causantes de las hepatitis A y E son transmitidos principalmente por vía fecal-oral a través de agua y alimentos contaminados y por el sexo oral-anal. Los agentes causantes de las hepatitis B, C y D son transmitidos por contacto sanguíneo, sexual y vertical (madre-hijo). La prevalencia está asociada a determinadas prácticas que favorecen su transmisión, como el uso de material intravenoso contaminado para la inyección de drogas, las prácticas sexuales no protegidas y las transfusiones de sangre no controlada, y contacto con elementos cortopunzantes con la presencia del agente causal (2).

Con el objetivo de visibilizar las hepatitis virales como problema de salud pública, desde 2010, cada 28 de julio se conmemora el Día Mundial de las Hepatitis Virales. La fecha fue elegida en honor al profesor Baruch Samuel Blumberg, nacido el 28 de julio de 1925, quien descubrió el virus de la hepatitis B.

Hepatitis en Argentina

En Argentina, a partir de la ampliación de la vacunación contra la hepatitis A, se comenzó a registrar un descenso inmediato de los casos notificados, observándose una caída en las tasas de 68,6 (2005) hasta 0,04 por 100.000 habitantes en el año 2020 (3).

El acceso al tratamiento para hepatitis B aguda y crónica está garantizado a través del Programa Nacional de Control de las Hepatitis Virales desde el año 2012, así como el uso de Tenofovir en el tercer trimestre del embarazo para madres con hepatitis B crónica que tengan esta indicación para prevenir la transmisión vertical. Además, desde el 2017 el Programa garantiza el acceso al tratamiento con antivirales de acción directa para personas con hepatitis C crónica independientemente del estadio de fibrosis hepática.

En la notificación de casos de infección por el virus de la hepatitis B (VHB), según los últimos datos del 2020, el país presenta una tasa de casos positivos de 1 cada 100.000 habitantes. En líneas generales, son personas entre 20 y 59 años. Se vio un muy bajo número de casos entre menores de 20 años, producto de la incorporación de la vacuna contra el VHB en el calendario nacional y su aplicación a recién nacidos (3).

Es crucial brindar el acceso a la información y a los recursos necesarios para prevenir la transmisión del VIH, las hepatitis virales y otras ITS. “Un diagnóstico preciso es la clave para desarrollar y controlar las estrategias de tratamiento y proporcionar un seguimiento a largo plazo. Una solución integral que incluya soluciones in vivo e in vitro, como las pruebas químicas generales y proteínas plasmáticas, las pruebas de serología de la hepatitis, la prueba de estadificación directa del grado de fibrosis hepática, el genotipado y el diagnóstico por imagen, puede ayudar a transformar la prestación de cuidados en las enfermedades hepáticas crónicas”, explica Hélida Silva, Gerente de Asuntos Médicos de Diagnóstico en Siemens Healthineers Latinoamérica.

“Desde el diagnóstico hasta la enfermedad activa y la progresión crónica, las pruebas de laboratorio desempeñan un papel importante en la identificación, evaluación de la función hepática y estadificación de la lesión en el hígado, en el tratamiento y seguimiento de los pacientes con hepatitis viral”, concluye Hélida Silva.

(1) https://www.who.int/es/news/item/27-07-2020-world-hepatitis-day-fast-tracking-the-elimination-ofhepatitis-b-among-mothers-and-children

(2) https://bancos.salud.gob.ar/sites/default/files/2020-01/0000001400cnt-2019-01_respuesta-hepatitisvirales.pdf

(3) https://bancos.salud.gob.ar/sites/default/files/2021-01/boletin-n2-hepatitis-virales-en-la-argentina2020.pdf

Asesoró: Siemens Healthineers

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA