Aprender a escuchar los latidos del corazón puede identificar una arritmia cardíaca

La fibrilación auricular es el tipo de arritmia más frecuente y afecta a uno de cada diez adultos mayores de 80 años. En Argentina, la prevalencia de la FA es de aproximadamente 280.000 casos, que representan un total del 0,64% de la población.

El corazón tiene dos bombas, una a la derecha y otra a la izquierda, que forman parte del sistema eléctrico responsable del ritmo y la sincronización de los latidos. Cuando estos latidos no mantienen el ritmo correcto de funcionamiento, se conoce como arritmia cardíaca.

“Esta afección crónica comenzó luego de una situación muy estresante en mi vida, que fue cuando enviudé. Luego fue progresando, con síntomas cada vez más severos cuando tenía alguna situación de estrés: palpitaciones, mareos, hipotensión y desgano. Estos cada vez se hicieron más frecuentes e, incluso en una oportunidad debí ser hospitalizado”, cuenta Raúl Sued, argentino que vive en Chile desde hace más de 20 años, quien además de padecer Fibrilación Auricular desde la última década, es cardiólogo.

La Fibrilación Auricular (FA) es la forma más común de arritmia cardíaca que afecta a 1 de cada 10 personas mayores de 80 años2. Con más de 2,3 millones de personas en toda América Latina afectadas por FA, se prevé que las cifras aumentarán en un 27% para el 2030, por lo que se está convirtiendo en uno de los desafíos de salud más importantes3. En Argentina, la prevalencia de la FA es de aproximadamente 280.000 casos4, que representan un total del 0,64% de la población.

Esta afección reduce la eficiencia y el rendimiento del corazón, lo que hace que éste no pueda suministrar oxígeno correctamente al organismo. Como resultado, el paciente puede experimentar un malestar general y otros síntomas como palpitaciones, fatiga, falta de aire, mareos, dolor en el pecho y, finalmente, afecciones más graves, como un accidente cerebro vascular7. Por otra parte, algunas arritmias son asintomáticas8, por lo que el diagnóstico y seguimiento médico es esencial.

Para reforzar la importancia de escuchar las señales del corazón, la campaña “Cuenta, Corazón” invita a la gente a recordar las historias de su vida que hicieron que su corazón latiera más rápido. De este modo, la campaña alerta: ¿están los latidos de tu corazón en consonancia con las emociones del momento que estás viviendo? Si hay algún cambio, puede ser el momento de consultar al médico. Junto con la campaña, también está disponible http://www.miarritmia.com, donde hay más información de la Fibrilación Auricular.

La buena noticia es que hay soluciones para curar esta enfermedad crónica, que permiten al paciente volver a disfrutar de una vida normal, por lo que es recomendable buscar un tratamiento temprano para la Fibrilación Auricular. Y si bien la medicación es una de las opciones de tratamiento, la ablación por radiofrecuencia con catéter puede evitar que los síntomas empeoren9. El procedimiento llega a las zonas del corazón que generan los impulsos eléctricos defectuosos que causan la Fibrilación Auricular y los restablece. Se trata de un tratamiento mínimamente invasivo que es seguro, eficaz, comprobado y duradero.

El especialista que trata la Fibrilación Auricular es el electrofisiólogo, un médico cardiólogo especialmente preparado para reconocer y tratar esta patología, por lo que buscar un tratamiento con el profesional adecuado garantiza que el paciente tenga acceso a todas las opciones disponibles y logre los resultados deseados.

[1] Data from: World Health Organization (WHO). WHO Mortality Database Version October 2017. Geneva, Switzerland: World Health Organization (WHO), 2017.

2 Data from: World Health Organization (WHO). WHO Mortality Database Version October 2017. Geneva, Switzerland: World Health Organization (WHO), 2017.

3 Global Burden of Disease Collaborative Network (2016) Global Burden of Disease Study 2016 (GBD 2016) Results. Seattle, United States: Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), 2017. Accessed 2021-09-20. Available from http://ghdx.healthdata.org/gbd-results-tool

4 Odutayo A, Wong CX, Hsiao AJ, Hopewell S, Altman DG et al. (2016) Atrial fibrillation and risks of cardiovascular disease, renal disease, and death: systematic review and meta-analysis. Bmj 354 i4482.

5 Data from: World Health Organization (WHO). WHO Mortality Database Version October 2017. Geneva, Switzerland: World Health Organization (WHO), 2017.

6 Data from: World Health Organization (WHO). WHO Mortality Database Version October 2017. Geneva, Switzerland: World Health Organization (WHO), 2017.

7 Rienstra M, Lubitz SA, Mahida S, Magnani JW, Fontes JD et al. (2012) Symptoms and functional status of patients with atrial fibrillation: state of the art and future research opportunities. Zoni-Berisso M, Filippi A, Landolina M, Brignoli O, D’Ambrosio G et al (2013) Frequency, patient characteristics, treatment strategies, and resource usage of atrial fibrillation (from the Italian Survey of Atrial Fibrillation Management [ISAF] study). Am J Cardiol 111 (5): 705-711

8 Naser N, Dilic M, Durak A, Kulic M, Pepic E et al. (2017) The Impact of Risk Factors and Comorbidities on The Incidence of Atrial Fibrillation. Mater Sociomed 29 (4): 231-236.

9. Kuck K-H, Lebedev DS, Mikhaylov EN, et al. Catheter ablation or medical therapy to delay progression of atrial fibrillation: The randomized controlled Atrial Fibrillation Progression Trial (ATTEST). Europace. Published online December 17, 2020. doi: 10.1093/europace/euaa298

Asesoró: Johnson & Johnson Medical Devices

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA