sábado 19 de septiembre de 2020

Saldo negativo en los primeros días del Abierto de Australia
+ Deportes

Saldo negativo en los primeros días del Abierto de Australia

Argentina sólo metió dos tenistas en segunda ronda. Ya no están: Pella, Delbonis y Andreozzi

Saldo negativo en los primeros días del Abierto de Australia

Leonardo Mayer y Guido Pella, últimos argentinos en debutar en el Abierto de Australia 2019, lo hicieron con una victoria y una derrota, respectivamente. El Yacaré tuvo un buen debut y se impuso al chileno Nicolás Jarry, al igual que el año pasado, en cuatro sets: 7-6 (4), 7-6 (3), 4-6 y 6-3. Por su lado, Pella quedó eliminado del primer Grand Slam del año tras una batalla con el portugués Joao Sousa 7-6 (2), 4-6, 7-6 (5), 4-6 y 6-2.

La primera vuelta del certamen australiano dejó un saldo levemente negativo para el tenis argentino porque sólo Diego Schwartzman y Mayer pudieron avanzar sobre un total de cinco competidores. Guido Andreozzi, Federico Delbonis y Pella quedaron en el camino.

El correntino Mayer, de 31 años y número 54 del ranking mundial, repitió el comienzo de la edición 2018 cuando también superó al chileno Jarry, pero en tres sets, y luego cayó ante el español Rafael Nadal en la segunda vuelta. Este año tendrá que enfrentarse en esa instancia contra el italiano Fabio Fognini (12), quien le ganó al español Jaime Munar por 7-6 (3), 7-6 (7), 3-1 y retiro.

El historial entre ambos registra cinco enfrentamientos -todos en polvo de ladrillo-, con tres victorias para el italiano y dos del Yacaré, ambas en la temporada 2018 (Buenos Aires y Masters 1000 de Madrid). Si logra vencer al de San Remo, Mayer habrá concretado su mejor actuación histórica en Melbourne, donde nunca alcanzó la tercera ronda en las ocho participaciones anteriores (cinco eliminaciones en el estreno y tres en la segunda vuelta).

La acción para los argentinos seguía anoche -al cierre de esta edición- cuando el Peque Schwartzman, decimoctavo preclasificado del torneo, se enfrentaba al estadounidense Denis Kudla (26 años, número 62 del mundo) en un partido de la segunda vuelta a disputarse en el court 13. Su mejor labor en Australia fue la campaña anterior, cuando alcanzó los octavos de final y fue eliminado por Nadal.