Una escapada a Chañarmuyo, el paraíso riojano del enoturismo comunitario

Una escapada a Chañarmuyo, el paraíso riojano del enoturismo comunitario
Con enólogos residentes y el asesoramiento de grandes profesionales mendocinos, los vinos de Chañarmuyo vienen conquistando el mundo con este terroir que, aunque pequeño y sencillo, luce inmenso y poderoso.

Un pueblito del norte riojano recupera junto a una bodega y sus estupendos vinos de alta gama la historia originaria de la región.

Chañarmuyo está donde la provincia de La Rioja comienza a confundirse con Catamarca. Con apenas doscientos habitantes, hasta no hace tantos años corría riesgo de desaparecer del mapa por no calificar siquiera como población estable. Pero la comunidad se organizó a partir de la visión emprendedora del empresario Jorge Chamas –quien se enamoró de la zona allá por 1999–, y las cosas fueron cambiando.

En el lugar donde se emplazaba una antigua finca de frutales abandonada, comenzaron a tomar forma la bodega y los viñedos San Gabriel, junto con una espléndida casa de huéspedes con diez confortables habitaciones que suman 20 plazas (pronto se inaugurarán diez suites de lujo), brindando todo el confort a quienes quieran descubrir este paraíso.

El principal objetivo empresarial en Chañarmuyo fue congeniar de la mejor manera la producción y la cultura del vino con el despunte turístico de la comunidad.

Las instalaciones de los viñedos fueron ideadas pensando en intervenir lo menos posible el paisaje agreste de la región. La aspiración se logró con creces, gracias al empleo de piedras rojas y ocres, y la construcción de una estructura central semicircular que emula la ladera de un cerro y se funde con el espléndido horizonte.

Chañarmuyo cuenta con una espléndida casa de huéspedes que brinda todo el confort a quienes quieran descubrir este paraíso.

Con enólogos residentes y el asesoramiento fundamental de grandes profesionales mendocinos, los vinos de Chañarmuyo vienen conquistando el mundo con este terroir que, aunque pequeño y sencillo, luce inmenso y poderoso. Todas sus etiquetas son vinos de alta gama, fiel expresión de la nueva vitivinicultura de altura.

Actualmente el lugar mantiene abiertas sus puertas para ofrecer al público una propuesta de enoturismo comunitario de primer nivel, que busca rescatar la valiosa historia de la Cultura de la Aguada, la sociedad originaria que habitó la región.

A la hora de emprender las actividades, los propios pobladores de Chañarmuyo son quienes, formados turísticamente, se encargan de comandar las visitas al cercano pucará, testigo del paso de las civilizaciones precolombinas por la zona. También organizan cabalgatas de cuatro horas hacia Talampayita, en el cordón de Famatina.

Info útil para viajar:

¿Dónde dormir?

  • Casa de Huéspedes Bodega Chañarmuyo: ubicado al pie de las montañas y en medio de un entorno natural privilegiado. Tarifas: Habitación base doble Alta USd180/Baja USD150. Todo incluido: 4 comidas diarias + degustación de vinos + visita a bodega (sujeta a condición sanitaria.)
  • Si en cambio querés parar en la Capital provincial, a 225km, una buena opción para descansar rodeado de la vegetación autóctona es el Complejo Qhawana, ubicado en la zona adyacente del pulmón verde “Parque de la Ciudad”. 0380-154657717 www.qhawanalarioja.com

Si querés más info sobre este destino, cómo llegar y dónde alojarte, podés comunicarte con la Secretaría de Turismo de La Rioja al 0380-4426345. www.turismolarioja.gov.ar

* Editora de revista Rumbos. Contenido exclusivo de Rumbos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA