Micaela Chirif y la polémica culturosa del momento: “¿Por qué delegamos en el libro infantil la responsabilidad de que un niño deje los pañales?”

Micaela Chirif y la polémica culturosa del momento: “¿Por qué delegamos en el libro infantil la responsabilidad de que un niño deje los pañales?”
La poeta peruana Micaela Chirif acaba de publicar a través de la editorial argentina Limonero su encantador álbum ilustrado Las Ovejas.

La reconocida poeta peruana cuestiona los estereotipos que circulan en la literatura infantil y la función educativa del género. En la Argentina publicó el encantador álbum ilustrado Las ovejas.

Micaela Chirif (Lima, 1973) es una de las escritoras infantiles más prestigiosas de la actualidad. Poeta y cuentista, se especializa desde hace años en la creación de álbumes ilustrados, un género que despega de la convencional literatura para chicas y chicos, ya que en su elaboración fluyen a la par, sin jerarquías, la inspiración de quien escribe y del artista encargado de la dimensión visual de la obra.

En la Argentina Micaela publicó en 2018 –y a través de la editorial Limonero– el encantador libros Dentro de una cebra, creado junto con el ilustrador brasileño Renato Moriconi. Y ahora acaba de lanzar Las ovejas, en sintonía con la artista Amanda Mijandos y el mismo sello editorial. Durante el 2020 también dio a conocer en otros países Animales peruanos, Hermana y hermano y Una canción que conozco.

-¿Qué ves en los álbumes ilustrados que no hallás en los tradicionales cuentos infantiles?

Empecé escribiendo poesía y me pasé al álbum porque es un género muy libre. Me permite un registro amplio y un juego creativo y en equipo con el artista que no se da en otros ámbitos de la literatura.

A partir del feminismo se ha dado un ejercicio de reflexión sobre contenido y palabras. Nuevas maneras de seleccionar la info que circula en el libro.

-¿No se trabaja siempre a la par?

No siempre. Al principio yo escribía para los libros infantiles una suerte de guiones pensando ya en qué ilustración acompañaría a cada uno… Pero luego empecé a liberar el texto de la imagen y a sentir que lo mejor era que el artista hiciera lo que quisiera. Con Las Ovejas es muy bonito ver lo que ha logrado Amanda a partir de mi texto. Un método mucho más creativo y respetuoso.

-En una nota a Página12, decías que hay que dejar de considerar a esta literatura como una extensión de la función materna. ¿Podés desarrollar esta idea?

Los libros infantiles siempre han estado subordinados a funciones de enseñanza o moralizantes. Pero como dice María Teresa Andruetto, lo crucial de la literatura infantil es que sea “literatura”. Buena literatura, de calidad. Los libros no deben enseñarle a un niño a ir al baño, sino abrir espacios de juego y conversación. De eso se trata, no de reemplazar a la familia.

Los libros siempre estuvieron subordinados a funciones de enseñanza o moralizantes. Pero deberían ocuparse de abrir espacios de juego y conversación.

-¿Han cambiado los estereotipos presentes en los cuentos? ¿O seguimos siendo abuelitas y princesas indefensas?

A partir del feminismo se ha dado un ejercicio de reflexión sobre el contenido y la palabra. Nuevas maneras de seleccionar la información que circula en el libro. Por ejemplo, en mi libro Animales peruanos, en algunos casos decidí dar más datos sobre la hembra, mencioné especies en las que ellas son de mayor tamaño, y otras especies que crían y alimentan a la par, hembra y macho, a sus pichones. Todas estas son maneras de transformar esa antigua perspectiva que priorizaba al macho arbitrariamente, porque sí.

-¿Qué importancia tiene hoy la literatura en el desarrollo infantil?

Muchísima. Y es complejo el planteo porque quienes hacemos esto deseamos zafarnos de lo aleccionador del libro infantil, pero a la vez sabemos que nos dirigimos a personas en desarrollo. Debemos aprovechar esta posibilidad formadora para abrirnos a la imaginación, al juego, al pensamiento crítico, y propiciar espacios de encuentro entre generaciones.

* Editora de revista Rumbos. Contenido exclusivo para Rumbos.

"Las ovejas", de Micaela Chirif y Amanda Mijangos. Editorial Limonero, $990

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA