Cómo una investigación con monos en Harvard hizo explotar al running en los años 90

Consejos para empezar a salir a correr.
Consejos para empezar a salir a correr.

Correr es la mejor forma para liberarse del estrés, es fácil de aprender y puede hacerse en el momento que a uno le convenga. Recomendaciones para hacerlo de la mejor manera.

Los años 90 revolucionaron las mentes de varios grupos médicos, enviados a Harvard a estudiar nuestros genes en relación con el hombre primate. Fue de vital importancia un análisis que hasta el momento no había sido tenido tan en cuenta, y esto es el comportamiento del neurotransmisor serotonina, determinante a la hora de obtener beneficios estéticos, de aptitud física y mental.

La tesis sacó a relucir que muchas acciones que realizaba el hombre “mono” (correr para cazar animales o trepar en busca de los frutos), hoy son un punto a tener en cuenta para lograr el aumento de este neurotransmisor que, a la vez, equilibra el sistema hormonal y permite estar bien y en forma.

Hoy es común ver a muchísima gente realizar actividad física al aire libre. Es el modo más efectivo para tener una buena salud cardiovascular –30 minutos diarios, cuatro días a la semana, otorgarán un buen estado en el corto plazo–.

La carrera influye sobre las funciones orgánicas. Correr 15 kilómetros semanales disminuye el riesgo cardíaco un 20 por ciento.

Además, se comprobó que al practicar cualquier tipo de deporte, incluso una caminata rápida, el cuerpo genera endorfinas, conocidas como “la hormona de la felicidad”, que inhiben la transmisión del dolor, regulan el apetito, liberan hormonas sexuales y generan una genuina sensación de bienestar.

Correr es la mejor forma para liberarse del estrés; es fácil de aprender; puede hacerse a un ritmo propio; con o sin compañía y en el momento que a uno le convenga. Salud, autoestima y confianza se incrementarán con un entrenamiento regular. Para evitar lesiones hay que empezar despacio hasta lograr el estado de equilibrio, realizar movimientos articulares y estirar los músculos luego de 10 minutos de elevar la temperatura corporal. También es importante hidratarse antes y durante la salida aeróbica, más aún en días de mucho calor. A partir de los 45 minutos, habrá que incluir alguna bebida isotónica para recuperar el sodio perdido.

No olvide utilizar calzado adecuado. Si se tiene sobrepeso, la goma de la zapatilla debe poseer una base más fuerte. Trate de correr en terrenos blandos, sobre todo si la salida supera la hora. Si es principiante, corra dos minutos y camine uno, y vaya aumentando progresivamente. Tampoco detenerse bruscamente.

Los que llevan una vida sedentaria, sufren de hipertensión arterial, asma, diabetes, osteoporosis, sobrepeso, obesidad o están en rehabilitación, deben contar con el apto médico antes de comenzar.

Por último, la nutrición debe ser rica en hidratos de carbono y pobre en grasas. Los alimentos más recomendados son cereales, pastas, pan, frutas y verduras.

*Profesor de Educación Física

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA