“Cenas de verano”, la columna de Cristina Bajo

Cristina Bajo, escritora y columnista de revista Rumbos.
Cristina Bajo, escritora y columnista de revista Rumbos.

Con estos calorones de estación, hay que esmerarse en preparar comidas que sean a la vez frescas y nutritivas y lo bastante sabrosas como para despertarnos el apetito. Aquí les comparto tres recetas fáciles y riquísimas.

Con estas temperaturas tan calurosas, hay que esmerarse en preparar comidas que sean a la vez frescas y nutritivas, que aporten las sales y minerales que perdemos, y lo bastante sabrosas para despertarnos el apetito. Es así que me puse a rebuscar en mi libro de cocina y en las viejas revistas de mamá y separé algunas recetas.

Imaginemos que invitamos, con las debidas restricciones, a familiares o amigos: nada mejor que algunos bocaditos sustanciosos.

Bocaditos I

  • Ingredientes para 4-6 invitados: 2 fetas de jamón Serrano para cada invitado; 1 pieza de 200 gr de queso de cabra tipo Crottin; 1 tarro de palmitos enteros grande; 200 gr de lomito ahumado; 200 gr de aceitunas negras aderezadas.
  • Las fetas de jamón se pueden presentar dobladas en dos, en rollitos o armando una roseta con ella. Con un poco de ingenio, quedan muy bonitas.
  • El queso de cabra se corta en daditos para comerlo de un bocado.
  • Los palmitos se cortan primero por la mitad, y luego, a lo largo. Con medio palmito divido en dos bocados será suficiente para cada invitado. Como sobrarán de la lata, puede emplearse el resto agregándolo a una ensalada, o guardándolo para hacer una comida fresca al día siguiente. Recuerden una cosa: el palmito no puede guardarse ni en la heladera, una vez sacado de la lata, más de un día.
  • El lomito lo hacemos cortar en fetas finas para que se facilite el trabajo de envolver los palmitos. Sostener el fiambre al palmito con un palillo.
  • Las aceitunas negras pueden aderezarse con aceite de oliva y condimentar con una pizca de adobo para pizza o chimichurri deshidratado. Agregarle hojas pequeñas de laurel, o apio de maceta. Suelo comprar las aceitunas sueltas en una casa de productos regionales; son más baratas que las envasadas y mucho más sabrosas.
  • Si servimos aceitunas con carozo – las negras generalmente no vienen descarozadas – y teniendo que recurrir a los palillos, pongamos en la mesa un bonito recipiente para que la gente pueda echar en él los carozos y los palillos desechados. Yo suelo usar un cuenco de bronce comprado en una feria de cosas viejas.

Cuchillos y tenedores de copetín pueden ir en dos canastas pequeñas. Una amiga solía usar un melón mediano para pinchar los tenedorcitos en él.

Bocaditos II

  • Ingredientes para 4-6 personas: 200 gr de queso de cabra tipo Camembert; 3 fetas de lomo ahumado por invitado; 200 gr de ciruelas pasas sin carozo; Un centro de tomatitos cherries.
  • Las ciruelas pasas sin carozo son tiernas y brillantes. Es una nota insólita y he comprobado que después de la primera sorpresa, nunca quedan sobrantes de ellas. Los tomates cherries van en un bol aparte: se los toma con los dedos, y no van aderezados..
  • El queso de cabra suele venir envuelto en papel plateado; no lo desenvuelvan hasta que lleguen los invitados y cuando lo hagan, no lo retiren del papel.

Bocaditos III

Si queremos hacer algo más sofisticado, pero que no asuste a los comensales, tengo otra propuesta:

  • Ingredientes para 4-5 invitados: 300 gr de salmón; 300 gr de queso Roquefort; 2 peras; 100 gr de alcaparras de frasco; 100 gr de pistachos salados; 100 gr de almendras peladas; 150 gr de tomates secos en aceite de oliva (con ajo y laurel).
  • Para acompañar: tostadas sin sabor, muy finitas, galletitas saladas y / o cuadraditos de pan negro en barra.
  • Comprar aproximadamente 300 gramos de salmón; y asarlo a la plancha pintada con aceite de oliva y tapizada de hojas de menta. Servirlo en cuadraditos, aproximadamente 3 por persona.
  • Con 300 gramos de queso Roquefort bastará.
  • Las peras deben estar consistentes, no maduras. Podemos cortarlas en fetas medianas. Suelen combinar bien con quesos y fiambres.
  • A las alcaparras de frasco suavizarlas con aceite de uva y espolvorearlas con orégano. Si es fresco, mejor.
  • El tomate disecado, una vez rehogado en agua caliente, se sazona con el aceite y un diente de ajo entero que de sabor. Agregar laurel o romero..

Sugerencias:1) Para dar personalidad a mi mesa, suelo echar mano a pequeños detalles, como usar un juego de ensaladera -aunque abollado- que mis abuelos trajeron de España; 2) Compren, en centros vecinales, mantelería hecha a mano,3) Envolver una ramita de romero en las servilletas.

* Escritora y columnista de revista Rumbos. Contenido exclusivo de Rumbos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA