viernes 27 de noviembre de 2020

Sólo suscriptores
Habitualmente la enfermedad localizada en la mama puede generar un bulto indoloro, que recién es palpable cuando tiene más de 1.5 centímetros.
Rumbos

El chequeo anual que las mujeres nos tenemos que hacer sí o sí (aún en plena pandemia)

Claves para no desatender la salud de nuestras mamas, mientras nos cuidamos también del coronavirus.

  • jueves, 19 de noviembre de 2020
Habitualmente la enfermedad localizada en la mama puede generar un bulto indoloro, que recién es palpable cuando tiene más de 1.5 centímetros.
Sólo suscriptores

A comienzos de la pandemia, las autoridades sanitarias recomendaron masivamente a la población evitar, en lo posible, acudir a los establecimientos de salud, salvo que se estuviera ante una urgencia, para minimizar los riesgos de contagio de COVID-19. Esta circunstancia llevó a que muchas mujeres postergaran sus chequeos rutinarios de salud.

Se calcula que en los últimos tres meses hubo un 50 por ciento menos de cirugías por cáncer de mama, según datos del Grupo Medihome. Por eso quiero dejar algo en claro: por más coronavirus que haya circulando, un cáncer de mama no detectado y tratado seguirá su evolución natural. En este sentido, es mayor el riesgo de no tratar un cáncer de este tipo, que el de exponernos yendo a una consulta ginecológica.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la Argentina. De acuerdo con datos del Instituto Nacional del Cáncer (INC), 66.131 mujeres enfermaron por diversos cánceres en 2018: 21.538 presentaron cáncer de mama (32,6% del total), 7.165 de colon-recto (10,8% del total) y en tercer lugar se ubicaron los cánceres de pulmón y cuello de útero, el 6.8% del total.

La Doctora Ferretti advierte sobre los riesgos del cáncer de mama, en "Tesis de salud", el programa de Paula Trápani por A24.

  • Habitualmente la enfermedad localizada en la mama puede generar un “bulto” indoloro, que recién es palpable cuando tiene más de 1.5 cm. También la secreción por el pezón o los cambios a nivel de la piel pueden ser indicios de esta enfermedad.
  • La consulta al mastólogo es la primera medida a tomar si una mujer nota alguno de estos cambios en su mama.
  • Gracias a las grandes ventajas que ofrece el diagnóstico temprano, es central que toda mujer haga su control anual para evitar que un tumor aumente su tamaño y se haga palpable.
  • Para arribar al diagnóstico presuntivo de cáncer de mama, es necesaria la realización de mamografías y ecografías en forma anual a partir de los 40 años. Estos estudios solo pueden hacerse en centros especializados. En caso de alta sospecha, se podrá proceder también a la toma de una porción de tejido mamario para su análisis.

Es mayor el riesgo de no tratar un cáncer de mama, que el de exponernos al coronavirus yendo a una consulta ginecológica.

Todos los centros de salud del país han dispuesto sectores diferenciados de circulación para personas con sospecha de Covid y quienes asisten por otros padecimientos. Esto permite que, ya en el acceso a los centros médicos, se garanticen los controles médicos con seguridad.

El tratamiento del cáncer de mama cuenta con herramientas como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, que se aplicarán de manera única o conjunta según cada caso. La internación domiciliaria es una estrategia muy eficaz en los casos de pacientes con enfermedad avanzada que requieran tratamiento para el dolor u otras dolencias asociadas. El apoyo y la contención familiar es un pilar fundamental en cualquier persona con una enfermedad oncológica. En el caso del cáncer de mama, que puede afectar a mujeres jóvenes, el acompañamiento del entorno es vital.

¿Cómo podemos disminuir el riesgo de contraer cáncer de mama? Ayuda mucho llevar una alimentación balanceada y alta en fibra (brócoli, acelgas, espinacas, setas, uva y papaya), bajar el consumo de azúcares y grasas, practicar ejercicio al menos 30 minutos diarios, mantener un peso adecuado y evitar el cigarrillo y el alcohol.

* Médica neuróloga y divulgadora científica de Grupo Medihome.info@medihome.com.ar Contenido exclusivo de revista Rumbos.


Por las redes