¡2022 botánico y saludable! Guía indispensable para principiantes de la jardinería y la huerta

La jardinería nos regala instantes preciosos, por ejemplo, cuando sentimos el perfume de un manojo de lavanda o cuando tocamos la afelpada vaina de la glicina.
La jardinería nos regala instantes preciosos, por ejemplo, cuando sentimos el perfume de un manojo de lavanda o cuando tocamos la afelpada vaina de la glicina.

¿Te gustaría aprender jardinería y motorizar saludables cambios en tu vida? ¡Adelante! Te voy a guiar, paso a paso, para que descubras el maravilloso mundo de las plantas y los alimentos vegetales.

Comienza un nuevo ciclo de esperanzas luego de un cambiante y complejo 2021. ¿No les parece que nos haría muy bien a todos, a todas, rodearnos de plantas y conectarnos un poquito más con la naturaleza? Les propongo, de ahora en más, prestar más atención al fluir del viento entre los árboles y a los trinos de los pájaros cuando vienen a la mañana temprano a recoger frutos o el néctar de las flores...

Los invito a meter las manos en la tierra y a ensuciarlas un poco mientras aprendemos una nueva tarea muy placentera.

“La jardinería nos regala instantes preciosos, por ejemplo, cuando sentimos el perfume de un manojo de lavanda o cuando tocamos la afelpada vaina de la glicina.”

La jardinería es un mundo inmenso que brinda grandes satisfacciones en muchos planos: es una alegría ver cómo sale adelante una plantita apestada que hemos cuidado mucho, y ni hablar de lo reconfortante que resulta llenarnos el pecho con los perfumes de la menta, la lavanda, el romero, las aromáticas en general...

¿Y han pasado alguna vez un dedo por las suaves hojas de las salvias y los stachis (“Oreja de conejo”) o la afelpada textura de las chauchas de la glicina?

Son pequeños placeres que mejoran mucho la calidad de vida. Por eso, ya saben: este 2022 es el año de la jardinería. ¡El mundo de las plantas nos espera!

consejos de primavera

Como arreglar el jardin despues de las tormentas

Posted by Guillermo Grimoldi on Thursday, November 25, 2021

+TIPS DE LA SEMANA

  • Aromas repelentes: Evitá que los mosquitos entren a tu casa colocando jardineras con plantitas de albahaca en los antepechos de las ventanas. Además, si tenés a mano un Aguaribay, podés frotarte con sus hojas los brazos y demás zonas sensibles a las picaduras. El mismo uso se les da a las hojas del llamado pasto San Agustín, que huelen intensamente a cedrón.
  • Lavanda Vs. alacrán: Si tu problema son los alacranes, tené en cuenta que un alacrán jamás se acercará a menos de 1,5 m de una planta de lavanda. De este modo, colocando dos lavandas cerca de las puertas de ingreso, nos aseguramos de que por allí no entren. Cabe destacar que aquello que los repele es el aroma de los aceites esenciales, y estos se intensifican cuando la lavanda esta en un lugar soleado. Si está a la sombra, disminuye su efecto repelente.
  • Ni por las moscas: Otro problema estival son las moscas. Para atraerlas y eliminarlas, te recomiendo moler en un mortero o picar finamente con un cuchillo algunas hojas de “Diente de león” (Taraxacum officinale), y al jugo que queda entre las hojas picadas, agregale una cucharadita de azúcar. Dejá el recipiente al alcance de las bichitas y preparate para barrer al rato las moscas muertas.
Si tu problema son los alacranes, tené en cuenta que un alacrán jamás se acercará a menos de 1,5 metros de una planta de lavanda, ya que lo repele el olor de sus aceites esenciales.
Si tu problema son los alacranes, tené en cuenta que un alacrán jamás se acercará a menos de 1,5 metros de una planta de lavanda, ya que lo repele el olor de sus aceites esenciales.

* Especialista en jardinería orgánica y columnista de Rumbos. Contenido exclusivo de Rumbos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA