jueves 17 de junio de2021

Cierra un histórico frigorífico de Rivadavia
Cierra un histórico frigorífico de Rivadavia
Sociedad

Cierra un histórico frigorífico de Rivadavia

Es de la Cooperativa Eléctrica y funcionó durante medio siglo. Aseguran que se volvió obsoleto. En 2017 perdió $ 2,5 M. Reubicarán personal.

  • miércoles, 28 de marzo de 2018
Cierra un histórico frigorífico de Rivadavia
Cierra un histórico frigorífico de Rivadavia

Luego de más de 50 años de actividad, esta semana cerrará sus puertas el histórico frigorífico de la Cooperativa Eléctrica de Rivadavia, un complejo de siete cámaras de frío que durante medio siglo colaboró con la economía del departamento y su cadena productiva, al almacenar carnes, frutas, verduras, lácteos e incluso estacas para injertos de los productores de la zona que alquilaban su frío.

Desde la Cooperativa aseguran que la decisión de cerrar la planta no obedece a ninguna coyuntura actual y que los informes que llevan a tomar la decisión, hablan de un proceso que abarca más de una década, durante la cual el establecimiento fue perdiendo competitividad frente a otras ofertas mejor equipadas y así, se volvió obsoleto, al punto que más de la mitad de su estructura no se ocupaba por falta de clientes, lo que arrojó pérdidas millonarias y de manera consecutiva durante el último quinquenio.

Eso es lo que sostiene un estudio técnico y financiero que encargó la cooperativa a comienzos de año y que luego evaluó la asamblea, para finalmente votar el cierre del frigorífico por unanimidad. "No podemos quedarnos con la nostalgia de lo que alguna vez fue el frigorífico. La realidad es que hoy es una unidad productiva que nos acarrea pérdidas millonarias y la Cooperativa tiene que enfocarse en su función principal que es la distribución de la electricidad", señaló Javier Fornasari, presidente de una cooperativa eléctrica que tiene más de 14.500 usuarios repartidos en la ciudad.

"Tenemos que volcar los recursos a mejorar nuestro servicio eléctrico y a los negocios que hoy sí son rentables como es nuestro servicio de internet", agregó el directivo, que asumió el control de la entidad hace poco más de un año y aseguró que el personal del frigorífico "ya ha sido reubicado en la cooperativa. Nadie va a perder su empleo y a todos se les respetará la antigüedad".

La Cooperativa Eléctrica Rivadavia tiene sus instalaciones en calle Sarmiento y Balcarce, a solo un par de cuadras de la comuna, con la que estuvo ideológicamente enfrentada durante dos décadas, ya que el municipio era manejado por el radicalismo y la Cooperativa  Eléctrica por el peronismo.

Eso cambió hace un par de años, cuando la Cooperativa fue intervenida y una posterior elección de autoridades permitió que el radical Javier Fornasari se hiciera cargo de la institución.

En ese mismo predio funciona el frigorífico, que ocupa algo más de 700 metros cuadrados y que durante mucho tiempo respondió a una necesidad de la comunidad, primero para dar frio a la carne de matarifes y carniceros y más tarde para preservar frutas y verduras. "Con el tiempo aparecieron otros frigoríficos, más pequeños, automatizados, mejor equipados y este establecimiento fue perdiendo competitividad", explica Fornasari: "Hoy los frigoríficos son automatizados y muy funcionales; el nuestro por su diseño ni siquiera permite que la mercadería se estibe con máquinas y todo se hace a mano y a cargo de quien contrata el frío".

Así y durante el último tiempo, de las siete cámaras solo eran ocupadas dos o tres y ninguna de ellas al cien por ciento: "El frigorífico ha trabajado en rojo durante los últimos años con pérdidas millonarias que eran absorbidas por el sector eléctrico de la Cooperativa", explicaron desde el directorio: "Solo en 2017 hubo pérdidas en el frigorífico por 2,5 millones de pesos y ante la imposibilidad de actualizarlo, porque es muy caro y sus cámaras no lo permiten, se decidió el cierre".

A futuro

Los pocos clientes que aún tenía el frigorífico de la Cooperativa Eléctrica de Rivadavia ya fueron advertidos del cierre de las instalaciones y el personal, reubicado dentro de la Cooperativa.

Todavía no está decidido el futuro del edificio que durante más de 50 años ocupó el frigorífico, aunque uno de los proyectos que debe analizar el directorio apunta a demoler las instalaciones y a encarar un emprendimiento inmobiliario, don departamentos, oficinas, tiendas e incluso un banco.

"Por ahora no hay nada, lo que surja en lugar del frigorífico tiene que ser algo rentable para la Cooperativa", subraya Javier Fornasari, presidente de la entidad.