¿Quedarse o irse? Elijo quedarme y pelearla por un futuro mejor - Por Ricardo Ríos

¿Quedarse o irse? Elijo quedarme y pelearla por un futuro mejor - Por Ricardo Ríos
¿Quedarse o irse? Elijo quedarme y pelearla por un futuro mejor - Por Ricardo Ríos

Soy profesor en el Colegio Nacional Agustín Álvarez, en tercer año de secundaria. Allí veo el futuro y la necesidad de luchar.

¿Por qué me quedó? Porque a pesar de la crisis y de los malos políticos, tuve la posibilidad de irme varias veces, pero siempre algo en mi interior me decía que debía quedarme. No sé si será la familia, los amigos o la esperanza de que este país puede mejorar.

A veces pienso que irme es una solución, pero tengo algunos amigos que se han ido y terminan laburando en cosas que acá en Argentina no harían.
Como argentinos hemos perdido la fe en las personas que nos gobiernan, por eso es que la idea de irse siempre está presente en la mesa de los mendocinos, en los cafés o juntadas de amigos.

Yo soy analista de sistemas independiente y docente, sé lo que cuesta llegar a fin de mes en este país, pero me levanto todos los días soñando que se puede recuperar y que el primer cambio va a tener que ser el mío.

Soy profesor en el Colegio Nacional Agustín Álvarez, en tercer año de secundaria. Allí veo el futuro y la necesidad de luchar, porque esos jóvenes que hoy educamos son el futuro de nuestra provincia. En tal sentido cuando los miro digo “tenemos que apostar por la educación” porque es el único camino para que esta crisis alguna vez termine.

Otra de las razones para  quedarme es el tema de la familia. Estoy casado y tengo dos hijos. Tener que dejar todo e irme, en principio solo, y después acomodarme en ese lugar hipotético elegido, significaría estar lejos de mis amores, y eso no sé si podría aceptarlo.

Hoy la idea es mantenerme y afianzarme en mi profesión que hoy está en auge, con proyectos varios he logrado mantener el trabajo y la estabilidad necesaria para vivir, pero entiendo que a todos no les está pasando lo mismo, sobre todo a todos los jóvenes que hoy no consiguen trabajar.

Llegar a esta estabilidad fue el trabajo de los últimos 10 años, que no fueron fáciles, más de una vez llegué a pensar en tirar la toalla, pero gracias a las empresas que confiaron en mí, pude y puedo mantenerme apostando a un futuro cada vez mejor y ojalá que en los últimos años no tengamos que hablar de política y éxodo, sino de educación y trabajo digno para todos los mendocinos y argentinos, que no nos merecemos seguir hundidos en tantas crisis, con la capacidad que tenemos, ¡si hasta Papa tenemos!

Creo que uniendo la juventud, la educación y el trabajo vamos a salir adelante y confío en que el cambio no es político, sino es de cada uno de los que integramos esta sociedad.

Yo elijo quedarme, elijo pelearla y un futuro mejor, elijo a mis hijos, a mis alumnos, a mi provincia; ojalá ésta nos devuelva lo mismo que yo espero de ella.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA