jueves 17 de junio de2021

Por primera vez, un andinista subió y bajó el Fritz Roy sin ayuda
Por primera vez, un andinista subió y bajó el Fritz Roy sin ayuda
Sociedad

Por primera vez, un andinista subió y bajó el Fritz Roy sin ayuda

Un estadounidense marcó un récord al escalar en 15 horas uno de los picos más altos del mundo ubicado en la Patagonia argentina.

  • jueves, 4 de abril de 2019
Por primera vez, un andinista subió y bajó el Fritz Roy sin ayuda
Por primera vez, un andinista subió y bajó el Fritz Roy sin ayuda

Jim Reynolds (25) escaló en 15 horas 25 minutos uno de los picos más altos del mundo. Subió y bajó por sus propios medios el Fritz Roy, monte ubicado en la localidad del Chalten, Santa Cruz.

El andinista estadounidense salió a las 9 y regresó a las 12 de la noche a la base. Con la luz del casco iluminó las rocas donde pisar y con sus manos y piernas se abrió camino a través de la montaña.

Héctor Soto, andinista argentino, forma parte del cuerpo de rescate en el Chaltén. Según un artículo de diario Clarín, Soto celebró la hazaña de su colega pero se preocupó un poco en broma por otros aventureros que quieran hacer lo mismo. "El problema es que esto sienta un precedente y mucha gente querrá venir al Chaltén para hacer lo mismo, pero puede que lamentablemente no lo logren y todo termine de la peor manera", advirtió.

Lo llamativo de tal hazaña, no solamente es el tiempo que empleó en hacer cumbre y regresar, sino que todos los precursores de Reynolds han regresado haciendo rapel.

Soto recordó a un andinista que hace 20 años realizó la misma proeza. "Cuando nos dijo lo que quería hacer pensamos que era un loco de remate. Solo una persona lo logró hace 20 años pero descendió a rapel", indicó.

Por su parte, Tad Maccrea, amigo de Reynolds, lo acompañó a la Patagonia y entrenaron juntos meses antes de la proeza: "Él no estaba tratando de romper un récord o hacer historia, pero estaba intentando subir de la mejor forma. No lo pensó tanto, fue y lo hizo", aclaró al mismo medio el espíritu aventurero del montañista de California.

Maccrea indicó que si bien existen otras rutas que representan más exigencia y desafío para los deportistas de alta montaña, el Friz Roy "es como una pintura increíble". "Somos escaladores, pero antes exploradores", contó sobre su experiencia en la montaña patagónica.

Finalmente, manifestó que Reynolds se percató de que bajar a rapel, como lo hacen todos, era más difícil porque el viento  puede provocar atasques. En ello, Reynolds avizoró la posibilidad de bajar con la fuerza de sus manos y piernas. "Bajó de una manera muy distinta. Es un visionario, porque al fin y al cabo hizo lo más eficiente y seguro", completó.