Viral: una vendedora es captada in fraganti tratando de agrandar el talle de una zapatilla con un palo

Una vendedora fue captada mientras trataba de agrandar una zapatilla con un palo de madera. Foto: Web
Una vendedora fue captada mientras trataba de agrandar una zapatilla con un palo de madera. Foto: Web

La artimaña de la trabajadora desató la furia de la comunidad virtual, quienes compartieron el video para escracharla, logrando que sumara 28 millones de reproducciones.

Un insólito video dejó en evidencia lo que las tiendas de zapatos suelen hacer para convencer a sus clientes de comprar sus productos. Una vendedora fue captada mientras trataba de agrandar una zapatilla con un palo de madera, pero los usuarios no la perdonaron y la escracharon en la sección de comentarios.

El clip se viralizó en TikTok luego de que un hombre llamado Ronald (@ronaldph30) lo publicó. En las imágenes, se observa cómo una trabajadora aplica el método en el zapato para después llevárselo a su cliente. Según lo que se puede deducir, le habrían pedido una talla más grande y su truco tenía el fin de engañar al comprador.

La mujer colocó todo su peso en el palo que estiraba la zapatilla para tratar de agrandarla. Después de varios intentos, lo logró y se lo entregó a un joven, entre risas. Esto desató la furia de la comunidad virtual, dado que lo consideraron como una estafa. La impresión que la gente se llevó sobre esta medida logró que el video superara los 28 millones de reproducciones.

¿Es algo habitual?

Una vendedora fue captada mientras trataba de agrandar una zapatilla con un palo de madera. Foto: Web
Una vendedora fue captada mientras trataba de agrandar una zapatilla con un palo de madera. Foto: Web

Los usuarios se apresuraron a dar sus opiniones y la mayoría se dijeron molestos porque aseguraron que la práctica era algo muy común en las tiendas de Latinoamérica. Según su perspectiva, es frecuente que no haya la talla de zapatos deseada, por lo que las empleadas suelen decir que contactarán a otra sucursal y, en algunas ocasiones, regresan con la zapatilla supuestamente correcta.

No obstante, a pesar de que el pensamiento popular fue que era una mala práctica, las personas también lo tomaron con humor: “A mí me la quisieron hacer esa, pero no pudieron engañarme. En realidad no podía comprarlos porque no tenía plata”; “Al principio pensé que estaba haciendo berrinche”; “Con razón cuando llego a mi casa ya no me quedan”; “Por eso te dicen ‘en la otra tienda tengo ya vengo’”; “Yo una vez pedí dos tallas menos. Me dieron la misma zapatilla con tres plantillas puestas”; “Ese truco aprendí cuando trabaje vendiendo zapatillas, por eso ahora prefiero ver la talla original”, dejaron en la comunidad virtual.

Hubo otros usuarios que decidieron contar sus propias experiencias. Entre ellos sobresalió una mujer que se identificó como trabajadora de una tienda: “Trabajé en una zapatería de una marca conocida y hacíamos lo mismo”, escribió.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA