Viral: una fotógrafa fue maltratada por los novios y se vengó al borrar todas las imágenes de la boda

Imagen ilustrativa casamiento. Foto: Gentileza
Imagen ilustrativa casamiento. Foto: Gentileza

La joven compartió su historia en una red social, donde sostuvo que en realidad ella se dedica a tomar fotografías de perritos de forma amateur. Sin embargo, aceptó la propuesta porque se casaba su amigo, aunque todo terminó mal.

Una nueva historia de vida se volvió viral en las redes sociales. En este caso, la protagonista fue una fotógrafa amateur que decidió borrar todas las imágenes de una boda luego de recibir supuestos malos tratos por parte de los novios.

La joven compartió su historia en el blog reddit.com, donde se identifica como Icy-Reserve6995. Allí contó que en realidad ella se dedica a tomar fotografías de perritos, aunque de forma amateur.

Sin embargo, su amigo la buscó para que tomara las fotos el día de su boda, ya que contaba con un presupuesto reducido y deseaba ahorrar. “Le dije que no era realmente mi fuerte, pero me convenció diciendo que no le importaba que fueran perfectas”, escribió la chica.

¿La solución? Borrar todas las fotos

De acuerdo con su historia, aceptó la oferta de su amigo y por un pago de 250 dólares, acudió a la boda para tomar imágenes durante 10 horas. Comenzó con la novia, a quien acompañó a varias citas antes de la ceremonia para tomar fotos de los momentos previos al enlace.

“Comencé alrededor de las 11:00 de la mañana, debía terminar a las 7:30 de la noche. A las 5:00 de la tarde se sirvió la comida y me dijeron que no podía parar a comer porque era la fotógrafa”, escribió la joven en el blog.

Aseguró que incluso en las mesas no habían reservado un lugar para ella y por ese motivo comenzó su molestia, entonces decidió hablar con el novio para pedirle 20 minutos para comer y beber algo.

En este punto me arrepiento un poco de haber hecho esto por casi nada. También es increíblemente caluroso y no hay aire acondicionado.

La molestia de la fotógrafa creció más cuando el novio le dijo que debía seguir tomando fotos, o de lo contrario, se podía retirar de la boda pero sin recibir los 250 dólares, que acordaron previamente.

“Con el calor, el hambre, el malestar general por las circunstancias, le pregunté si estaba seguro y me dijo que sí, así que borré todas las fotos frente a él y me fui diciendo que no soy su fotógrafa”, detalló la afectada.

Aunque no dio detalles sobre la reacción de los novios, al quedarse sin las imágenes de su boda, la joven mencionó que “se fueron directamente a su luna de miel” y se han mantenido fuera de las redes sociales.

Aseveró que si le hubieran pagado 250 dólares, los habría utilizado durante la fiesta para pagar por un vaso de agua fría y un lugar para sentarse solo cinco minutos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA