sábado 23 de enero de 2021

Imagen ilustrativa
Por las redes

Viral: quiso disculparse por rayar un auto con su bicicleta y pasó algo inusual

El dueño del vehículo recibió sorprendido la misiva y luego la publicó en sus redes sociales.

Imagen ilustrativa

Un nene de 7 años, en Brasil, rayó un auto al golpearlo con su bicicleta. Preocupado por la situación, escribió una nota para disculparse con el dueño del vehículo. ¿Cuál fue la reacción del hombre? La publicó en sus redes sociales y se volvió viral.

Todo sucedió en septiembre, en Curitiba, ubicada al sur del país. En aquel entonces, Benicio estaba en la calle andando en bicicleta con su papá Marcel cuando perdió el equilibrio y sin querer dañó un coche del barrio.

Luego, el chico contó que mientras volvía a su casa pensó en pagar el arreglo con la plata que sus padres le regalaron para Navidad y otros días festivos. Su papá reveló que su hijo estaba “muy incómodo”, “decepcionado” y que quería resolver el tema lo antes posible, según Clarín.

Para ello, decidió redactar un texto honesto: “Buen día. Golpeé su auto. Me caí de la bicicleta. Aquí está el teléfono de mi padre”, decía en el papel.

La carta que dejó el niño al dueño del vehículogentileza

El protagonista de la historia declaró con madurez, como si fuera un adulto, que nunca quiso “escapar” de las responsabilidades. “En ese momento pensé: ‘Voy a dejar de andar en bicicleta y eso es todo, mi vida como ciclista se acabó’. Pasé años ahorrando un poco de dinero y luego todo eso se iba a gastar en una pequeña cosa”, afirmó Benicio a Globo 1.

El propietario del automóvil, Marcelo Martins, subió una foto de la nota a Twitter: “¿Cómo es posible enojarse con este nene?” preguntó en su cuenta. La publicación tuvo más de 355 mil “me gusta” y fue retuiteada más de 42 mil veces.

Marcelo le explicó a su vecino Benicio que no debía pagar nada por la rayadura. “A veces pensamos que alguien que golpea tu auto puede salir corriendo, más a esta edad, pero me pareció un gesto de dulzura, de mucha honestidad. Miré por todas partes, mi auto se encontraba un poco sucio y ni me di cuenta. Si no fuera por la nota, ni me enteraba”, manifestó.

El padre se mostró orgulloso con la actitud de su hijo. “Siempre fue un niño muy bueno, cariñoso, preocupado por los demás. No sabe si quiere ser juez o no porque teme que en el futuro los jueces sean reemplazado por robots. Siempre fue un niño muy correcto”.