Video: un periodista de Crónica abandonó un móvil en vivo porque le avisaron que estaban robando en su casa

El periodista mostró como quedó su casa tras el robo.
El periodista mostró como quedó su casa tras el robo.

Alejandro Pueblas transmitía desde el conurbano bonaerense la desaparición de un perro cuando recibió un llamado donde le avisaron que había sido víctima de la inseguridad.

Alejandro Pueblas, periodista de Crónica HD cubría en Florencia Varela la desaparición de Lucho, un perro que se perdió el 24 de agosto y a quien su familia busca desesperadamente desde entonces, cuando de prono recibió el llamado que nadie quisiera contestar: le estaban desvalijando su casa.

“¿Me ves? Me acaban de entrar a robar a mi casa. Me avisan que me rompieron la ventana. Me tengo que ir del móvil. Perdonen. Tengo gente adentro de mi casa, me la están desmantelando. Chau”, explicó en vivo.

Pero como era de esperar, la cámara de Crónica comenzó a seguirlo. “Da la dirección por privado que hacemos algo”, le pidió, desde el estudio, Esteban Trebucq, el conductor de Siempre Noticias.

Fu entonces que Puebla dio media vuelta y mirando de nuevo a cámara reveló la dirección de su domicilio y pidió un móvil policial urgente. “Ya voy para mi casa. Salgo en vivo de ahí. Pido perdón por el perro”, se despidió.

Desde el estudio pidieron a la Comisaría Tercera de Los Hornos, en La Plata, que algún patrullero se hiciera presente en el lugar. “Yo también soy de La Plata. Los Hornos, junto a Villa Elvira, son los barrios con más habitantes de la ciudad. En Los Hornos viven más de 100.000 personas. ¿Saben cuántas comisarías hay? Una. ¿Saben desde cuándo funciona? Desde hace 20 años”, contó Trebucq.

“Es un pibe que se ha ganado el corazón de todos. Fue elegido el mejor compañero de Crónica. Lo queremos muchísimo. Hace poco entró, se hizo de abajo. Es gente que merece que le vaya bien, pero en la Argentina a la gente de bien muchas veces le va mal”, agregó el conductor.

Luego de las 20 y parado desde la puerta de su casa, Pueblas habló sobre lo ocurrido. “Nunca me imaginé esto. Siempre jodo con que voy a narrar mi propia noticia. Esto les pasa a uno montón de argentinos: llegan a las casas y les hacen esto a las 12.15 del mediodía”, expresó el periodista, mientras señalaba la persiana del ventanal de su casa destrozada.

“Así está mi casa. Cuando llegué la encontré así, con la ventana de arriba también violentada. Es una casa humilde. No soy una persona que tiene mucho dinero”, siguió.

Cuando entró al domicilio, le mostró a la cámara que le habían dejado todas sus pertenencias revueltas. “Arrancaron el televisor, se llevaron muebles, hay cosas de mi hija revueltas... Se llevaron dinero, cosas que había en la heladera (...) Pero hay que seguir. No soy el único. Todos los días cubrimos este tipo de cosas. Si ustedes vieran cómo quedó el dormitorio... Es como si hubiese caído una bomba”, dijo el movilero, al borde del llanto, con mucha conmoción.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA