Video: un águila se metió en el jardín de su casa, cazó a su perrito del cuello y se lo llevó

El ave de presa irrumpió en su domicilio y agarró a su perrito del cuello, llevándoselo con ella en pleno vuelo.
El ave de presa irrumpió en su domicilio y agarró a su perrito del cuello, llevándoselo con ella en pleno vuelo.

Ocurrió en Canadá. El ave de presa irrumpió en su domicilio y agarró a la pequeña mascota llevándoselo con ella en pleno vuelo. Afortunadamente, el can pudo huir y regresar a su hogar.

La cámara de seguridad de una casa ubicada en Prince Rupert, Canadá, pudo registrar imágenes asombrosas de un águila calva ingresando al patio y capturando al vuelo a un pequeño perro de raza Yorkshire Terrier. La escena resulta impactante porque la mascota, de apenas ocho meses, desapareció del cuadro. Tras resistirse y luego de unos largos segundos, regresa solo al trote aunque quedó malherido.

En rigor, el hecho se produjo el 19 de junio, aunque su presencia se multiplicó en las redes sociales esta semana. Las imágenes, en tanto, quedaron registradas gracias a la cámara de seguridad que tiene colocada Justin Dudoward, el dueño del perro. De hecho, el joven fue quien publicó el video en su Facebook y generó que se viralizara.

En la secuencia, se puede observar cuando el ave rapaz baja raudamente y casi no le da tiempo al pequeño Coco, a quien tomó del cuello y se lo llevó. Tras unos segundos de suspenso, en los que se escucha como el Yorkshire Terrier se queja del dolor y el miedo, llega el alivio tras ver que el cachorro regresa a la casa. Sin embargo, luego sus dueños supieron que fue herido en el vientre.

De hecho, Dudoward contó al medio Global News, que junto a su novia habían dejado salir a su mascota y luego se sentaron en el living. Al rato, ambos escucharon gritar a su hija y fueron a abrir la puerta para dejar entrar al perro. A primera vista, no advirtieron que el cachorro estaba lastimado, pero al otro día notaron que su intestino estaba dañado, por lo que lo llevaron al veterinario para curarlo.

“Fue realmente aterrador. No sabíamos que era tan malo hasta que volvimos y miramos la cámara del timbre de mi puerta”, dijo el dueño de casa. Asimismo, agregó que su mascota está muy bien tras la intervención del especialista y que incluso ahora corre “como si nada hubiera pasado”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA