Video: tres jóvenes luchan por salvar sus vidas en un ascensor que se inunda

Video: tres jóvenes luchan por salvar sus vidas en un ascensor que se inunda
Video: tres jóvenes luchan por salvar sus vidas en un ascensor que se inunda

Tony Luu se metió con dos amigos en un elevador para ver el volumen de daño causado por una tormenta con granizo que afectó a la ciudad de Omaha (Nebraska, EE.UU.). Sin embargo, todos se quedaron encerrados y grabaron su agonía.

Quedarse encerrado en un ascensor puede ser una de las peores sanciones, y ni hablar si se sufre de claustrofobia, los minutos parecen eternos y la estadía se hace insoportable. Si a eso le añadimos que el elevador se va llenando de agua a medida que transcurren los segundos, parece que directamente estamos hablando de una película de terror.

Así fue el caso de tres jóvenes que quedaron atrapados con el agua al cuello en un ascensor en medio de una crecida que afectó a la ciudad de Omaha (Nebraska, EEUU), el sábado.

Tony Luu se metió con dos amigos en el elevador para ver desde lo alto del edificio los daños causados por la tormenta de granizo que afectó a la ciudad, causando hundimientos ocasionales. Sin embargo, al alcanzar el lobby, el agua se coló por las rendijas de ventilación antes de que se abrieran las puertas del ascensor, según RT.

Pese a que el elevador se iba llenando a medida que pasaban los segundos, Luu fue capaz de grabar la agónica escena con su teléfono móvil. Unas imágenes de las que varios medios como ABC 13 se han hecho eco, según La Vanguardia.

“Una vez me llegó a la altura del estómago, nos dimos cuenta de que esto es real”, relató Luu, que tuvo que aferrarse al asidero del elevador para no sumergirse por completo.

En la grabación se ve cómo, justo antes de que el agua irrumpa por los bajos del ascensor, el joven vapea tranquilamente. Después, ya con el agua al cuello, aparece una amiga de Luu hablando con los servicios de rescate, a los que pide que se den prisa.

En medio del trance, el autor del video hace una llamada telefónica a su compañero de piso, que trabajaba en el servicio de mantenimiento del edificio. “Podríamos morir si no vienes a ayudarnos”, le dice.

Finalmente, entre los tres lograron abrir las puertas antes de la llegada de los equipos de rescate. Ninguno de los afectados resultó herido en el incidente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA