Video: como no pudo vender ningún algodón de azúcar previo a la Navidad reventó en ira y los destruyó

El hombre se enojó al no poder vender ningún algodón de azúcar y una mujer filmó el momento exacto en que los rompe por la bronca.
El hombre se enojó al no poder vender ningún algodón de azúcar y una mujer filmó el momento exacto en que los rompe por la bronca.

El vendedor se vio rebalsado por la angustia de no poder haber vendido nada de su mercancía. Una mujer filmó el momento y luego decidió ayudarlo. Lo sucedido conmovió a los usuarios y la grabación se hizo viral.

En los últimos días se hizo viral un video que muestra a un hombre tirar todos los algodones de azúcar que tenía para la venta, ubicados en su respectivo soporte, en un acto de enojo debido a que no pudo vender ninguno en todo el día, previo a la Navidad.

En las imágenes se ve al vendedor tirando toda su mercancía tras la desesperación. Una transeúnte filmó la secuencia y la compartió en Facebook, donde rápidamente se hizo viral.

El hecho ocurrió el pasado 23 de diciembre en la ciudad de Reynosa, en Tamaulipas, y según explica la joven que subió el video, un vendedor se acercó a ella y a otras personas que estaban en la calle para ofrecerles algodones de azúcar, pero desgraciadamente nadie le compró, entonces su reacción fue azotar su mercancía contra el suelo y empezar a brincar sobre ella.

“Este señor en la noche del 23 de diciembre ofreciendo algodones, y después que me ofreció a mí y otras personas (…) le dijimos que no, caminó y azotó el palo contra la calle, brincando arriba de ellos desesperadamente. Y después de recargarse en la pared recogió los que habían quedado intactos y se cruzó de nuevo a la avenida”, reza la publicación.

Pero al ver lo ocurrido, la misma persona que compartió el video compró los algodones que se habían estropeado y fue ahí cuando el vendedor le explicó que no había vendido nada en todo el día y por eso estaba tan angustiado.

Finalmente la publicación cierra con una reflexión sobre la necesidad de ser empáticos con los vendedores ambulantes, que viven de lo que ganan en el día. Y a veces no sabemos lo mucho que estas personas pueden necesitar el dinero que obtienen.

“Me quedé pensando en lo que pudo sentir, de que no llevaría comida a casa o no tendría para un regalo para sus hijos al día siguiente o medicamentos o qué sé yo. Compremos y ayudemos a los que más necesitan, son personas que trabajan, no que piden dinero sin hacer nada”, finaliza la mujer del posteo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA