lunes 21 de septiembre de 2020

El hombre ocultó su verdadera identidad sexual por casi 80 años.
Por las redes

Un hombre se declaró gay a los 90 años y su imagen se volvió viral: “Ahora soy libre”

Kenneth Felts, de Estados Unidos, ocultó su verdadera identidad desde los 12 años y ahora, a través de las redes sociales, se animó a gritarlo al mundo.

El hombre ocultó su verdadera identidad sexual por casi 80 años.

La imagen de un adulto mayor usando con orgullo un buzo con los colores que representan a la comunidad LGBTI+ se volvió viral en las redes y conmovió al mundo, pero la historia que hay detrás de la postal es aún más emocionante. Es que un hombre llamado Kenneth Felts decidió revelar a sus noventa años que es gay, luego de saberlo desde que tenía 12.

La importante novedad la dio a conocer en las memorias que ha escrito durante la cuarentena y que ha publicado en las redes sociales. Los cinco meses que lleva de cuarentena le hicieron reflexionar en todo a lo “rápido que se va la vida” y a no “desperdiciar más oportunidades”. Según él mismo, este paso significó un gran alivio luego de casi ocho décadas de silencio.

Conforme al testimonio que le dio al diario USA Today, supo de su verdadera identidad sexual cuando tenía 12 años y el mundo atravesaba por la Segunda Guerra Mundial. Si bien tenía claros sus sentimientos, decidió ocultarlo porque su familia era bastante conservadora.

A pesar de saber que era gay se casó con una mujer y formó una familia

“Si confesabas tu homosexualidad, te lo jugabas todo -tu vida, tu trabajo, todas tus amistades-, y te clasificaban como un pervertido automáticamente”, manifestó en la charla.

Reprimiendo sus verdaderos sentimientos, años después se casó con una mujer y tuvieron una hija. Curiosamente, esa chica, en el año 1995 le dijo a su padre que era homosexual, lo que para Kenneth fue todo una señal.

Su hija le confesó hace 25 años que también es homosexual.

Más allás de su matrimonio, el hombre que participó de la Marina de Estados Unidos tuvo un gran amor llamado Phillip, a quien no pudo olvidar. Decidido a encontrarlo, hizo una publicación en Facebook revelando datos y unas fotos de él, con la esperanza de que alguna persona tuviera información.

Lamentablemente, la historia no tuvo un final feliz, ya que una sobrina de Phillip se comunicó con él y le contó que su excompañero había muerto en 2014.