sábado 26 de septiembre de 2020

Biden está en plena campaña al igual que Trumpo para asegurarse la mayor cantidad de votos posibles.
Por las redes

Todo por un voto: Joe Biden bailó al ritmo de “Despacito” para atraer a los latinos y causó furor en redes

El candidato a presidente por el partido demócrata en Estados Unidos apeló a una técnica ingeniosa para empatizar con los residentes de Florida, un estado clave para las elecciones.

Biden está en plena campaña al igual que Trumpo para asegurarse la mayor cantidad de votos posibles.

Pocos meses falta para las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Es por eso, que los candidatos se encuentran en plena campaña intentando asegurarse la mayor cantidad de votos posibles.

En las últimas horas, el candidato demócrata Joe Biden sorprendió a los presentes en un acto con motivo del Mes de la Herencia Hispana en Kissimmee (Florida), al poner en su celular la canción ‘Despacito’ y moverse durante unos 15 segundos al ritmo de la música. El video se viralizó rapidamente en las redes sociales.

Tras ser presentado por Luis Fonsi, quien interpreta este exitazo de 2017, Biden subió al escenario, se quitó la mascarilla, sacó el celular y declaró: “Solo tengo una cosa que decir”. Acto seguido, hizo sonar la famosa canción y comenzó a mover la cabeza suavemente siguiendo el ritmo detrás del podio.

“Si tuviera el talento de estas personas, sería elegido presidente por aclamación”, comentó después Biden ante los presentes, entre ellos la actriz Eva Longoria y el artista puertorriqueño Ricky Martin.

En su primera visita de campaña a Florida, un estado clave para las elecciones, donde las encuestas lo sitúan cerca de un empate con su rival republicano, Biden aseguró que a los latinos en EE.UU. les irá “mucho mejor” en asuntos como salud, educación, empleo e inmigración si Donald Trump deja de ser presidente.

Ese mismo día, el candidato demócrata confundió a Irán con Irak durante un discurso en la ciudad floridense de Tampa mientras hablaba sobre la cantidad de soldados estadounidenses que han muerto mientras prestaban servicio en el extranjero.