lunes 1 de marzo de 2021

Una trabajadora escrachó a todos sus compañeros por megáfono antes de renunciar.
Por las redes

Renunció a su trabajo, pero antes tomó el altoparlante y escrachó a sus compañeros: “racistas y pervertidos”

Una chica mandó al frente a todos los que la hicieron sufrir a lo largo de un año y medio.

Una trabajadora escrachó a todos sus compañeros por megáfono antes de renunciar.

Una joven que trabajaba en un supermercado se armó de coraje y cumplió con el anhelo de muchos empleados. Y es que la chica estaba cansada de las situaciones que vivía diariamente en su puesto laboral y tomó la decisión de renunciar, pero de una forma muy especial: agarró el altoparlante del local y escrachó a todos sus compañeros por pervertidos y racistas.

La joven se llama Shana y es de Texas, Estados Unidos. La curiosa escena de su descargo y escrache fue filmada por ella misma y luego compartida en la red social TikTok, con lo cual se aseguró de conseguir una exposición y una viralidad inimaginadas.

La chica estaba en una suerte de cabina con acceso al tubo telefónico que conectaba con los altoparlantes del salón de ventas. En medio de su estado de bronca, Shana tomó el intercomunicador y simplemente dio riendas sueltas a sus pensamientos: “Atención a todos los clientes, compañeros y gerentes. Solo vengo aquí a decir que Henry es un racista y un idiota”, comenzó.

Luego siguió con el resto del staff: “Elias es uno de los imbéciles de los managers. Esta empresa despide a los compañeros negros sin razón. Tratan a los trabajadores como basura”.

“Y Jimmy, de la sección deportiva, Joseph, el cajero, Larry, de jardinería: todos ustedes son unos pervertidos, y espero que no le hablen a sus hijas como a mí”, lanzó furiosa.

Luego se dirigió a otro compañero, por quien sentía gratitud verdadera: “Ariel, te quiero por conseguirme este trabajo hace un año cuando más lo necesitaba”.

La situación fue registrada también por los clientes que se encontraban de compras y que no podían creer lo que escuchaban. Varios tomaron sus teléfonos y alcanzaron a grabar una parte del discurso de despedida de la chica, quien ella misma se encargó de viralizar sus videos a los que acompañó con la frase: “Finalmente, dejé mi tóxico trabajo que me estaba haciendo absolutamente miserable durante un año y siete meses”.


Por las redes