lunes 30 de noviembre de 2020

Momia de Xin Zhui. Tiene más de 2.000 años de antigüedad y sorprende por su aspecto. / Gentileza
Por las redes

Sangre en las venas, piel “fresca” y articulaciones flexibles: así es la momia de más de 2.000 años mejor conservada

Se trata del cuerpo de Xin Zhui, esposa de uno de los grandes líderes del imperio Han. Hasta su rostro está intacto. Los secretos de su estado.

Momia de Xin Zhui. Tiene más de 2.000 años de antigüedad y sorprende por su aspecto. / Gentileza

Una momia de China es la mejor conservada del mundo y sorprende por su aspecto pese a tener más de 2.000 años de antigüedad.

Se trata del cuerpo de Xin Zhui, esposa de uno de los grandes líderes del imperio Han. Se la conocía en aquella época como la Dama de Dai. Su fallecimiento se estima entre los años 178 y 145 a.C., a la edad de 50 años.

De riqueza y rol importante en su sociedad, la mujer goza de una conservación llamativa. Su existencia fue descubierta en 1972, a orillas del río Xiang, en Changsha, capital de la provincia de Hunan. Pese a la destrucción que registraba esa zona post Segunda Guerra Mundial, la momia nunca sufrió daños.

Conservada a 12 metros de profundidad, dentro de cuatro capas de ataúdes, así como de 20 capas de seda - Davis Meltzer / NGS

Casi cincuenta años atrás, el ejército hizo algunas perforaciones en el sitio y detectó que de uno de los agujeros comenzó a salir gas con un punzante olor. Más tarde, trabajadores de la obra prendieron fuego cerca del lugar y apareció una llama azul. Hou Liang, un arqueólogo del Museo de Hunan, se enteró de la rareza, se acercó allí y se topó, tras un arduo trabajo de un año, con una tumba.

Lo primero que encontró su equipo fueron arcos y cestas de bambú, elegantes cuencos que contenían raíces de flor de loto que todavía flotaban en agua, entre otros 1.000 artefactos en un excelente estado de conservación. Lo mejor estaba por venir: la momia de Xin Zhui en un estado de conservación impensado.

Algunos factores apuntan al entierro a 12 metros de profundidad, dentro de cuatro capas de ataúdes, así como de 20 capas de seda, junto a más de 100 de sus prendas y con sus sirvientes representados en estatuillas de madera.

La momia de Lady Dai. Abajo a la derecha, la recreación de cómo era físicamente la mujer. / Gentileza

De acuerdo a los análisis realizados al cadáver, los órganos seguían intactos. Evidenciaban hipertensión, colesterol alto, diabetes y cálculos biliares. La piel estaba elástica, fresca y humectada, las articulaciones permanecían flexibles y la sangre seguía en las venas, además de un rostro casi intacto.

Se estableció luego que la Dama de Dai había fallecido por un ataque cardíaco producto de obesidad, sedentarismo y dieta poco saludable.

Actualmente, la momia china, que luce mejor que otras del Antiguo Egipto, se mantiene preservada en el museo provincial de Hunan.


Por las redes