Se quejaron porque las echaron de una cafetería por el comportamiento de sus hijos y la respuesta fue lapidaria: “Hasta nunca”

Imagen ilustrativa -  (Nicolás Bravo / La Voz)
Imagen ilustrativa - (Nicolás Bravo / La Voz)

Un grupo de mujeres fueron con sus hijos a una confitería, el dueño las invitó a retirarse del lugar y el hecho se viralizó en Twitter.

Un grupo de clientas asistió a una pastelería a tomar la media tarde con sus hijos, pero pasaron un muy mal momento. El dueño del lugar las invitó a retirarse por el comportamiento de los niños y una de las madres no tardó en protestar el accionar en las reseñas del local español.

Fue el usuario de Twitter @soycamarero el que publicó la queja y la respuesta de la pastelería: “La responsabilidad como padres no la dejéis en la puerta del restaurante”. El tweet cuenta con más de 700 mil lecturas.

El perfil de Twitter @soycamarero, es una cuenta dedicada compartir contenido relacionado con el sector de la hostelería.
El perfil de Twitter @soycamarero, es una cuenta dedicada compartir contenido relacionado con el sector de la hostelería.

Paloma Abad Campos, una de las clientas comentó en las reseñas que se pueden realizar en la aplicación Google Maps, los calificó con una estrella. “Lugar no apto para niños. Hemos ido a merendar con 5 niños y les hemos pedido consumición a cada uno. Al terminar se han puesto a jugar en el exterior, en un momento concreto un niño ha rozado la pared con el pie y como les ha molestado, nos han invitado a irnos”, escribió.

Además, agregó que las llamaron malas madres, que les sugirieron poner un bozal a sus chicos y que las echaron al grito de “fuera”. “Recomendamos que coloquen en cartel ‘prohibido niños’ para evitar que situaciones tan desagradables se repitan”, agregó.

Desde la pastelería y cafetería Forum Sweet en Granada, España, no tardaron en responder. “Los niños pueden jugar y gritar todo lo que quieran, que para eso son niños, faltaría más, pero cuando los niños le pegan reiteradas patadas a la pared hasta ponerla negra, cuando tiran una pizarra contra un cristal y se cuelgan de un pollete de madera estando a punto de romper ambos, lo más lógico y normal es que, como propietario del establecimiento, les pida que controlen a los niños”, escribieron respondiendo a la reseña de Paloma.

Este fue el descargo de la pastelería a la protesta de una de las madres.
Este fue el descargo de la pastelería a la protesta de una de las madres.

En el descargo dijeron que las madres le respondieron que debían aguantarse, porque estaban consumiendo. “Aguanten ustedes a sus hijos en sus casas y enséñenles respeto y educación, porque no todo vale. Hasta nunca”, comentaron.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA