Le hicieron una fiesta sorpresa en el trabajo pero no le gustó y demandó a sus compañeros: lo despidieron

Le organizaron una fiesta sorpresa, los demandó y deben pagarle 450 mil dólares. Imagen ilustrativa
Le organizaron una fiesta sorpresa, los demandó y deben pagarle 450 mil dólares. Imagen ilustrativa

El hombre sufrió un ataque de pánico por la sorpresa. La empresa lo acusó de “robarse la alegría de sus compañeros” y ahora deben pagarle 450 mil dólares.

Kevin Berling, un hombre de Kentucky, Estados Unidos, demandó a sus compañeros de trabajo y a la empresa, luego de que le hicieran una fiesta sorpresa de cumpleaños, cuando él había pedido específicamente que no lo hicieran.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Era habitual en la empresa Gravity Diagnostics que se organizaran fiestas sorpresas para los empleados en sus cumpleaños. Sin embargo, Kevin, le había dicho a su gerente que por favor no lo hicieran porque sufre trastornos de ansiedad, según contó NBC.

La fiesta ocurrió igual, ya que “la persona responsable de las fiestas de cumpleaños con la que habló se olvidó de su solicitud”, dijo el abogado de Berling, Tony Bucher, a medios locales. “Ella no lo hizo de mala fe. Ella dijo que se ajustaría y simplemente se le olvidó”.

Su abogado contó que cuando Kevin se enteró de la fiesta comenzó a tener un ataque de pánico y se salió corriendo a su auto para refugiarse.

La acusación de la empresa

Al día siguiente la gerencia lo convocó a Berling para discutir lo acontecido, y lo acusaron de “robar la alegría de otros compañeros de trabajo”, contó Bucher, y agregó que debido a la confrontación, su cliente comenzó con otro ataque de pánico.

La empresa le dijo que se tomara una semana, pero al demandarlo Berling, le enviaron una carta de despido, citando como motivo la fiesta y los acontecimientos posteriores.

Berling demandó a Gravity Diagnostics por discriminación por discapacidad y represalias y recibió una compensación de 450 mil dólares. El tribunal le otorgó 150 mil dólares en salarios y beneficios perdidos y 300 mil dólares por sufrimiento, vergüenza y pérdida de autoestima.

La directora de la empresa Gravity Diagnostics, Julie Brazil, declaró en el The New York Times, que Berling fue despedido por violar la “política de violencia en el lugar de trabajo”. Según ella, Kevin se puso rojo y apretó los puños.

El abogado de Berling asegura que esa reacción es producto de un intento de controlar sus ataques de pánico y no fue un acto de violencia. Sin embargo, la directora insiste en que apelarán la decisión de la corte.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA