La mujer que se hizo millonaria por vender sus flatulencias debió ser internada por problemas en sus intestinos

La influencer Stephanie Matto quedó hospitalizada luego de llevar una dieta rica en alimentos que generen flatulencias, para obtener más mercancía.
La influencer Stephanie Matto quedó hospitalizada luego de llevar una dieta rica en alimentos que generen flatulencias, para obtener más mercancía.

Stephanie Matto se hizo muy popular en las redes desde noviembre cundo comenzó con la inédita venta. Los médicos dijeron que cuadro se debió al exceso de legumbres que ingirió la influencer, para poder hacer “más oloroso el producto”.

Hace unos meses, la influencer Stephanie Matto, se volvió tendencia luego de anunciar su nuevo emprendimiento: vender sus flatulencias en frascos. Aunque parecía una locura, mies de seguidores compraron  y la joven influencer comenzó a ganar hasta un millón de dólares por vender sus gases. Pero las consecuencias de sus actos se hicieron presentes y tuvo que ser hospitalizada por una presión intensa en su abdomen que le provocó un dolor intenso.

Matto tuvo que ingresar al área de urgencias tras padecer síntomas similares a un ataque cardíaco. Según su propio relato a los medios locales, la joven comenzó a presentar dolores punzantes en el pecho. Una vez ingresada en el hospital le realizaron exámenes de sangre y un electrocardiograma.

Stephanie Matto hizo mucho dinero vendiendo sus flatulencias en frascos.
Stephanie Matto hizo mucho dinero vendiendo sus flatulencias en frascos.

Con los resultados en mano, los médicos descartaron el ataque al corazón y determinaron en su diagnóstico que el dolor punzante fue por el exceso de gases, debido a que incluyó exceso de frijoles, huevos y licuados de plátano con proteína en su dieta, con el objetivo de obtener más gases y por ende, más mercancía.

Si bien la mujer se volvió millonaria por vender sus flatulencias, según ella, mientras estuvo hospitalizada por exceso de gases “vio el final de su vida” y que sintió que “eran sus últimos días”, al considerar que tendría un derrame cerebral.

Es que el negocio de esta influencer tuvo una temporada desgastante, porque en noviembre de 2021, comenzó a vender los frascos, pero no se imaginó que la demanda iba a ser tanta. Matto pedía 1000 dólares por frasco y por semana llegaba a vender hasta 50 botellas.

En un inicio únicamente comía fibra, pero ya para el último tramo de su carrera de empresaria, Stephanie agregó licuados a su dieta para hacer “más olorosos” sus productos. Hasta ahora no se sabe si continuará con su negocio, pero ya fue advertida de que está arriesgando su salud.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA