miércoles 25 de noviembre de 2020

Un hombre tuvo una forma particular de quejarse por las nuevas restricciones de las autoridades de Gales
Por las redes

Insólita protesta: fue en calzoncillos a una tienda porque está prohibido comprarse ropa y se volvió viral

El gobierno de Gales prohibió la venta de artículos no esenciales, en los que se incluye el sector textil, y este hombre implementó una particular forma de reclamo. Video.

Un hombre tuvo una forma particular de quejarse por las nuevas restricciones de las autoridades de Gales

Un hecho insólito ocurrió en Gales, cuando un hombre acudió el pasado sábado a comprar a un supermercado en localidad de Newport sin ropa. El ciudadano solo portaba calzoncillos, calcetines y zapatillas.

La finalidad de Chris Noden era protestar por las últimas restricciones del Gobierno de Gales, cuyo ministro principal, Mark Drakeford, prohibió la venta de artículos no esenciales, en los que se incluye el sector textil. Estos no se podrán vender en las dos próximas semanas mientras dure el confinamiento impuesto.

Otras medidas restrictivas para luchar contra la pandemia de coronavirus son las de implantar el teletrabajo, -solo los trabajadores esenciales podrán acudir a sus puestos-, y el cierre de los comercios minoristas, ocio, hostelería y turismo.

En el vídeo puede verse a Noden empujando un carrito y de fondo se escucha a su pareja decir “la ropa no es esencial”. Segundos después, un trabajador del supermercado les impide la entrada y estos esperan que se reconozca que la ropa es un artículo esencial antes de marcharse, según informó Wales Report.

La televisión británica ITV pudo entrevistar al hombre, el cual aseguró que todo vino por un meme de Facebook, el cual aseguraba que “solo en Gales puedes ir a comprar sin ropa”. “Entonces me lancé a hacerlo para demostrar que no puedes hacer nada al respecto”, comentó.

Chris habló con su esposa lo importante que era la ropa para algunos grupos de población. Y al final logró su objetivo: “Tan pronto como el miembro de seguridad confirmó que la ropa era importante me puse feliz, porque se pudo demostrar que es un objetivo a tener en cuenta”. Cuando se le preguntó acerca de qué le gustaría que hiciera el Gobierno con esta medida respondió con sorna: “Que se bajen los pantalones con esta medida”.

“Todos al final podemos encontrar en algo esencial. En estos pasillos del supermercado hay chocolate, alcohol, cerveza... Son básicamente artículos no esenciales. Entonces no sé qué es esencial o no lo es”, argumentó.

Confinamiento corto y drástico

El 19 de octubre, el Gobierno de Gales anunció un confinamiento corto y drástico de dos semanas y media -hasta el 9 de noviembre- con el fin de evitar que el virus se extendiera más en la población.

“Se pedirá a todos los ciudadanos de Gales que permanezcan en casa”, dijo el ministro principal, Mark Drakeford. Todo ello ha llevado a que los comercios minoristas cierren durante el tiempo de confinamiento, lo que hace que artículos no esenciales no se puedan vender durante este periodo de tiempo.

La noticia provocó protestas en Gales durante el fin de semana y un hombre fue filmado en otro supermercado cortando trozos de ropa. El pasado domingo, el propio Drakeford dejó en manos de los supermercados la decisión de vender o no los llamados productos esenciales.