sábado 17 de abril de2021

Merelize Van Der Merwe compartió imágenes de ella posando con el cadáver de la jirafa a la que cazó
Por las redes

Indignante: cazó una jirafa, posó con el corazón y lo mostró como su “regalo de San Valentín”

Aseguran que esta mujer sudafricana es una conocida cazadora que mató al menos 500 animales a lo largo de su vida, incluidos leones, leopardos y elefantes.

Merelize Van Der Merwe compartió imágenes de ella posando con el cadáver de la jirafa a la que cazó

Un hecho aberrante se volvió viral en las últimas horas. La protagonista de este suceso es una cazadora sudafricana de 32 años que subió un par de fotos a su cuenta de Facebook posando orgullosa con el corazón de una jirafa entre sus manos. Los usuarios no demoraron en mostrar su indignación ante las horripilantes imágenes.

Merelize Van Der Merwe no se retracta de sus acciones. “Estoy absolutamente feliz con mi regalo de San Valentín”, aseveró.

La mujer posteó varias publicaciones el 13 de febrero cazando a una jirafa, de 17 años, al norte de Sudáfrica. Además contó que, desde 2016, buscó una jirafa negra de edad mayor para cazar como trofeo pero, según indicó, ninguna cumplía con sus expectativas.

En 2017 dio con un espécimen que ella consideró como ideal. Sin embargo, uno de sus amigos cazadores mató al animal.

Entre 2019 y 2020, estuvo a punto de desistir de la idea hasta que, dos semanas antes del San Valentín de este año, un amigo se comunicó con ella para anunciarle que tenía su jirafa deseada: negra y de edad avanzada.

La mujer afirmó que Gerhardt Nell, su esposo, había reservado una habitación en un hotel de Sun City, un lujoso complejo hotelero, para celebrar esa fecha especial. Pero la noticia del hallazgo del animal trastocó los planes.

El amigo de la cazadora consiguió 1500 libras esterlinas para poder rastrear a la jirafa en medio de unos arbustos y ultimarla con balas. El día de la caza, Merwe subió varias fotos junto con el cadáver del animal.

Tras ello adjuntó un video disparándole a la jirafa en el cuello. Después de que la criatura quedó tendida en el suelo, se acercó y le dio un segundo tiro que acabó con su vida. “Fui literalmente como una niña pequeña durante dos semanas y conté los días. Después me llené de emociones porque estuve esperando años para tener esta oportunidad”, dijo sin remordimiento.

La mujer, con más de 97 mil seguidores en Facebook, recibió toda clase de críticas y comentarios de personas indignadas, aunque también hubo quienes apoyaron su práctica. Ella tildó a los proteccionistas y a los críticos de “liberales desencadenados”.

“No le tengo miedo a la crítica, especialmente a los activistas por los derechos de los animales que todavía viven con mamá (...), van al supermercado y compran su carne porque ningún animal sale herido de allí” escribió.

Según el Daily Mirror, Merwe es una conocida cazadora que mató al menos 500 animales a lo largo de su vida, incluidos leones, leopardos y elefantes.

Ella sigue ese estilo de vida bajo la creencia de que la caza de trofeos ayuda a conservar las especies, pues, como suele afirmar en redes sociales, elimina los animales más viejos de la población mientras proporciona fondos para la conservación.

Por su parte, los activistas de animales afirman que esta práctica alienta a las personas a criar animales para el deporte, lo que altera los ecosistemas y daña el equilibrio medioambiental.