sábado 31 de octubre de 2020

Hacen ejercicio desde una silla.
Por las redes

Increíble video: tres ancianas no se pueden mover, pero igual hacen gimnasia y les enseñan a otros

Son adultas mayores con movilidad reducida y hacen todo tipo de movimientos desde una silla e invitan a otros a copiar los pasos.

Hacen ejercicio desde una silla.

Las redes no solo sirven para reír o compartir videos graciosos. También hay otros que nos dejan enseñanzas o que van más allá e intentar dejar un mensaje.

En este caso, tres mujeres que son adultas mayores muestran desde una silla que no se necesita demasiado para seguir en movimiento.

Nunca es tarde para mantenerse en forma y buscar otros métodos aún con movilidad reducida para sentirse vigoroso. Si bien el cuerpo marca sus límites con el paso del tiempo, el objetivo es ir acomodándose a la nueva realidad, comprendiendo esas limitaciones y buscando otras formas para obtener los resultados que se desean.

¡Nadie se da por vencido! Es el lema de las tres mujeres de la tercera edad que desde una silla y con otros pocos elementos se movilizan con total destreza. En un video que subieron a una cuenta de Facebook donde los adultos mayores reciben información sobre cuidados, suben y bajan con la ayuda de un palo, que bien podría ser de escoba.

La clave es permanecer sentadas para no perder el equilibrio y hacer la tarea más sencilla, pero no sin esfuerzo. Primero van a un lado y luego al otro, con los brazos estirados arriba de la cabeza. Después, apoyan el palo a modo de bastón e intentan tocar sus pies.

Más tarde, la que está en el centro hace de guía para explicar cómo elevar las rodillas a la vez que juntan las manos en el centro del cuerpo y luego se estiran. Se trata de movimientos coordinados, lentos y monocordes que cualquier persona en condiciones en las que tiene su movilidad reducida puede realizar. Como dice el texto que acompaña las imágenes: “Cada uno a su ritmo”.

Cabe aclarar, que el ejercicio no solamente permite la irrigación de la sangre, sino que revitaliza y hace que el cerebro segregue endorfinas, conocidas como “hormonas de la felicidad”. Por tanto, el video busca no solo propiciar el movimiento desde donde pueda hacerlo la persona con una dificultad, sino también otorgarle una cuota de felicidad.

La publicación obtuvo 1,8 mil comentarios y 8 mil reacciones.

¡Mirá qué sencillo!