Increíble: captan a un “zorro con zancos”, una especie rara de ver y que inspiró a leyenda del lobizón

El aguará guazú o zorro con zancos es una especie en peligro de extinción muy difícil de ver.
El aguará guazú o zorro con zancos es una especie en peligro de extinción muy difícil de ver.

El animal, llamado aguará guazú fue visto caminando tranquilo por las calles de una localidad de Uruguay. Su imagen ha sido filmada por primera vez y llama la atención por el largo de sus patas bien oscuras.

Por primera vez filmaron un “zorro con zancos”, una especie que se mezcla entre un lobo, una hiena y hasta un perro, sin embargo, su extraña apariencia de patas tan largas oscuras inspiró a la leyenda de “El Lobizón”.

El animal fue visto en la madrugada del 30 de agosto en Uruguay, por Víctor Fontora, un vigilante de una empresa agroindustrial en Salto, departamento del Norte del país. El hombre logró captar el momento en que el animal caminaba tranquilo y con cuidado en una calle de tierra dentro del establecimiento.

El “zancudo” caminó hasta llegar al portón y fue allí que el guardia se lo abrió para dejarlo salir. Allí el zorro con zancos huyó asustado y se perdió entre los campos de la empresa destinados a plantaciones de arándanos.

Fontora se encontró con el aguará guazú y declaró a La Diaria que la tranquilidad con la que caminaba el mamífero le dio dos oportunidades de filmarlo.

La primera vez escuché unos pasos y pensé que era un ciervo. Cuando se acercó me di cuenta de que no, pero no tenía idea de qué estaba viendo. Se fue sin darme tiempo a filmarlo y me quedé pensando: ¿cómo le explico a los demás lo que vi para que me crean? A los cinco minutos volvió y quedó bien a la luz. Ahí agarré el celular y empecé a filmar, pero sin tener idea de qué animal era, no sabía que existía algo así”, explicó al medio.

Por su parte, otro trabajador de la empresa agregó que a pesar de que la compañía hace un monitoreo de la fauna nativa de las áreas que ocupan, nunca habían visto un aguará guazú. Cabe destacar que el establecimiento está formado, sobre todo, por campos cultivados y un leve porcentaje de ganado.

Si bien esta es la primera vez que alguien logró filmarlo, para que quede registro, no es la primera vez que testigos aseguran de haber visto ejemplares similares en zonas rurales del país.

Durante el 2018 se avistó también en el norte del país a dos ejemplares, pero no existieron pruebas fotográficas. Mientras que en el 2013, la ONG Julana logró captar con una cámara escondida otro aguará guazú.

En esta oportunidad, el video es tan poco claro que los propios integrantes de la organización demoraron en definir de qué tipo de animal se trataba.

El aguará guazú, también llamado "zorro con zancos" inspiró la leyenda de El Lobizón.
El aguará guazú, también llamado "zorro con zancos" inspiró la leyenda de El Lobizón.

La leyenda del lobizón

Según cuenta la leyenda, el aullido nocturno del zorro con zancos es tan extraño que fue el puntapié que alimentó la leyenda del lobizón en América del Sur.

La misma narra que el séptimo hijo de siete varones seguidos será el lobizón transformándose en lobo durante las noches de luna llena. También se dice que la única forma de evitar esta maldición es haciendo padrino del hijo menor, al hijo mayor.

Características del Zorro con zancos

El aguará guazú, como es su verdadero nombre, pero coloquialmente llamado “zorro con zancos”, es un animal solitario que se mueve en áreas extensas. Los que más recorren los territorios son los machos, sobre todo, las distancias más largas.

Estos animales se mueven siempre con el llamado “paso de ambladura” que consiste en mover la pata delantera y trasera a la vez, como hacen los elefantes. Cuando los machos y las hembras se cruzan generalmente se mantienen juntos solo para procrear y, después, siguen sus caminos.

Además de ser solitarios, también tienen un oído muy desarrollado, el zorro con zancos no representa una amenaza para el ser humano. Caza presas pequeñas como roedores y pájaros, también se come sus huevos, pero además come frutas y plantas. Sin embargo, su aullido le ha costado el miedo del hombre frente a la leyenda del lobizón y ha sufrido la caza de manera extensa, por eso al día de hoy cuesta mucho encontrar ejemplares.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA