sábado 31 de octubre de 2020

Imagen ilustrativa
Por las redes

Fuertes imágenes: golpeó a su hija porque intentó fugarse de su casa y aseguró que no se arrepiente

La Policía de Georgia, Estados Unidos, ya ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido después de que varias personas les llamaran para denunciar la situación tras ver el video que se volvió viral.

Imagen ilustrativa

Andrew Eugene Anderson y su esposa agredieron a la hija adolescente del primero a modo de castigo por mentir, robar y fugarse de casa. El hecho ocurrió en Georgia, Estados Unidos.

La propia pareja realizó dos transmisiones en vivo en Instagram en las que se ve cómo el hombre tira al suelo a su hija Trinity, de 14 años, y la inmoviliza sentándose encima de su pecho para evitar que escape. A pesar de que la menor grita, llora y pide que la suelten, Anderson y la mujer le responden con gritos mientras la sermonean.

Insultos a la madrastra

En la segunda parte de las imágenes, se observa cómo la adolescente está sentada en una silla mientras la regañan. Cuando el padre le pregunta si ha insultado a su madrastra, ella dice que sí con la cabeza, pero cuando el hombre le pregunta si está dispuesta a solventar la situación, ella se niega, lo que provoca que la mujer la agarre del pelo con violencia.

Trinity, entre chillidos, logra huir momentáneamente del garaje donde se encuentra, pero su padre sale corriendo tras ella y consigue atraparla, tras lo cual la trae de vuelta y la obliga a ponerse de pie para seguir con el castigo.

De acuerdo con medios locales, la Policía ya ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido después de que varias personas les llamaran para denunciar la situación tras visualizar las imágenes, que se hicieron virales.

“No me arrepiento de nada”

“No me arrepiento de nada de lo que se vio en el vídeo, pero lamento haberlo transmitido [en vivo] para otras personas”, explicó Anderson a un canal de televisión local. “Teníamos nuestras razones para hacerlo, porque queríamos presentar información a sus seguidores”, añadió.

El hombre aseguró que los videos se ven mucho peor de lo que pasó en realidad, indicando que la chica se encuentra bien y que ni él ni su esposa golpearon a la adolescente. “Amo a mi hija, no quiero lastimarla”, dijo Anderson, argumentando que no dejó caer todo su peso cuando se sentó encima de ella.

El hombre justificó su comportamiento diciendo que grabó la escena para mostrarle a Trinity lo que podría ocurrir si se mete en una situación en la que alguien quisiera hacerle daño. “Solo espero que esta situación la despierte en cierto sentido”, concluyó.