Emotivo reencuentro entre una leona y su viejo entrenador

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Su reacción fue increíble. Las imágenes hablan por sí solas.

Adolfo ayudó a entrenar a una leona desde que era pequeña. Desafortunadamente, el hombre tuvo que dejar su trabajo como entrenador de leones y mudarse a otra ciudad, pero al final regresó y Kiara estaba más que contenta de verlo. De hecho, nunca creerás cómo reaccionó uno de los depredadores más feroces de la naturaleza al ver a su viejo amigo.

Los leones son conocidos como los reyes de la selva y hay una buena razón para ello. Son los depredadores principales y no tienen nada de qué preocuparse, mientras que toda la jungla debe temer su presencia.

De hecho, a las personas que van en safaris siempre se les aconseja estar atentos con estos felinos. Tener un encuentro cercano con estas bestias es muy peligroso y no hay muchas personas que puedan acercarse a un león o leona y vivir para contar la historia. Por otro lado, Adolfo es una excepción a esa regla.

Kiara es una leona que fue entrenada por Adolfo. El hombre le mostró todo lo que necesitaba saber para sobrevivir y los dos comparten un fuerte vínculo. Tristemente, Adolfo necesitaba mudarse a otra ciudad y tuvo que dejar a Kiara atrás.

A medida que pasaba el tiempo, Kiara comenzó a hacerse más grande y feroz, pero ella nunca olvidó a Adolfo. El hombre de alguna manera logró hacerse amigo de esta leona y Kiara siempre estaba esperando a que apareciera cuando llegaba la hora de la comida. Por suerte, el sueño de Kiara se hizo realidad …

Pasaron un par de años desde que Adolfo se separó de Kiara y la leona era ahora una bestia aterradora que nadie tuvo el valor de acercarse. Sin embargo, nunca se olvidó de Adolfo y su amor por él quedó claro cuando el hombre decidió visitarla.

Adolfo decidió regresar al parque Black Jaguar White Tiger para visitar a Kiara. La feroz leona escuchó su voz y ella se emocionó.

Kiara, expectante con la visita
Kiara, expectante con la visita

La leona no podía creer que ella estuviera escuchando la voz de Adolfo. Ella siguió mirando hacia la puerta con la esperanza de que realmente fuera él. Al ver lo emocionada que estaba la leona, la gente aconsejaba a Adolfo que no entrara en la jaula.

Kiara estaba sentada junto a la entrada con la esperanza de ver a Adolfo. Él sabía que tenía que entrar.

Kiara gruñía como una bestia feroz en excitación y esto asustó a todas las otras bestias que estaban cerca de ella. No tenían idea de lo que estaba pasando y el gruñido de Kiara los aterrorizaba.

Kiara y su reación
Kiara y su reación

Cuando Adolfo se estaba preparando para abrir la puerta, tuvo dudas. Tal vez Kiara no recordaría quién es él y ella podría atacarlo. Sin embargo, el hombre todavía abrió la puerta de todos modos. Adolfo entró en la jaula de Kiara y la leona saltó en sus brazos. ¿Puedes creer esto? ¡Parece que dos viejos amigos se abrazan! La siguiente imagen enviará escalofríos por su columna vertebral.

Kiara y su viejo entrenador
Kiara y su viejo entrenador

La gran leona no soltó a Adolfo y el hombre se cayó, pero Kiara todavía estaba aguantando y ella se cayó con él. Ella nunca iba a dejar ir a su amada mejor amiga.

Kiara, feliz por el reencuentro
Kiara, feliz por el reencuentro

Si alguien viera esta imagen sin conocer la historia de fondo, parecería un ataque terrible, pero este no es el caso. Kiara estaba emocionada de ver a su viejo entrenador y estaba saltando sobre él.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA