lunes 1 de marzo de 2021

Las imágenes fueron compartidas en el canal TN - Gentileza
Por las redes

Desgarrador video: terminaban de cenar, empezó a temblar en San Juan y se abrazaron bajo el marco de la puerta

La cámara de seguridad de una casa en la localidad vecina de Rivadavia registró cómo vivió una familia el sismo del lunes por la noche. “Nos paramos y nos pusimos a rezar”, contó el hombre.

Las imágenes fueron compartidas en el canal TN - Gentileza

Desde el año 1977, San Juan no era epicentro de un sismo tan violento como el del lunes por la noche: 6.4 de magnitud, severos daños en algunas viviendas y, al menos, tres heridos. El movimiento, de escasa profundidad, se percibió en Mendoza, Córdoba y hasta Buenos Aires, generando preocupación.

Un video compartido por el canal TN muestra exactamente cómo vivió una familia sanjuanina el terremoto. Como muchas otras personas en el país, ellos culminaban de cenar, ya relajados. Pero, a las 23.46, el temblor cambió drásticamente su rutina. Las imágenes reflejan la angustia de manera clara.

El momento quedó registrado por la cámara de seguridad que Sergio Catala tenía instalada en el living de su casa, en un primer piso de un edificio de la localidad de Rivadavia, a unos cinco kilómetros de la ciudad de San Juan y a poco más de 20 del epicentro, en la localidad de Media Agua.

Entre gritos y llantos, los padres y sus hijos corrieron a resguardarse. Ante la desesperación, la familia se abraza en el umbral de la puerta, entre gritos de pánico para luego bajar por las escaleras.

Nos paramos y nos pusimos a rezar. Fue muy feo, todo se movía. Luego hubo muchas réplicas”, contó Sergio Catala en TN.

“Vivimos en un edificio, no tenemos un jardín para acampar. Íbamos a tener que quedarnos en la calle”, agregó. Por suerte la propiedad, que está construida con medidas de protección antisísmica, no sufrió daños y todos pudieron volver enseguida. En el resto del barrio tampoco se observaron grietas, como si se vieron en otras partes de la provincia vecina en las rutas y paredes.

“Tengo 45 años, con mi señora éramos niños la última vez que tembló así. Solo lo recuerda la gente mayor”, manifestó el hombre.


Por las redes