lunes 21 de junio de2021

Un sindicato docente celebró el regreso a las aulas en Capital Federal y se mostró en contra de los paros
Vuelta a clases durante la pandemia y cuarentena en la ciudad de Buenos Aires. Foto: Federico Lopez Claro
Política

Un sindicato docente celebró el regreso a las aulas en Capital Federal y se mostró en contra de los paros

“Destruyen al sistema educativo”, expresaron desde Seduca con respecto a las huelgas. “Las discusiones siempre son con los docentes y los chicos en las escuelas”, agregaron.

Un sindicato docente celebró el regreso a las aulas en Capital Federal y se mostró en contra de los paros
Vuelta a clases durante la pandemia y cuarentena en la ciudad de Buenos Aires. Foto: Federico Lopez Claro

Luego de que la Justicia determinara la presencialidad en las escuelas de Capital Federal, tres sindicatos anunciaron medidas de fuerza: Sadop, Ute y Ademys.

Convocaron a un paro docente para este lunes con el fin de “preservar la salud de la comunidad educativa”. Sin embargo, del otro lado, un gremio salió a celebrar el regreso a las clases en las aulas: Seduca.

A través de un comunicado, Facundo Lancioni Kaprow, titular del sindicato, señaló: “Como Secretario General de Seduca, me enorgullece defender desde el primer día la presencialidad. Nuestro compromiso con la educación es inclaudicable, ponderado por sobre cualquier política interna”.

Facundo Lancioni Kaprow, Secretario General de Seduca. Foto: Gentileza

La historia de SEducA

El Sindicato de Educadores Unidos de la Ciudad de Buenos Aires (SEducA) fue fundado por un colectivo de maestros el 10 de agosto de 1984. Hoy tiene 2.700 afiliados y, ya establecido en CABA, en los últimos años comenzó a ganar presencia en la provincia de Buenos Aires.

Lancioni Kaprow asumió hace tres años y dice que su gremio pretende desafiar viejas lógicas del sindicalismo docente. “Nuestros afiliados están alineados en dos lineamientos. Primero, la necesidad de tener clases presenciales. Y segundo, en no hacer paros. El paro es una vieja receta del sindicalismo que no resuelve nada. ¿Parás y qué haces? Mandás a los docentes a las casas con descuentos y no trabajás en mejorar sus condiciones laborales. Son medidas que destruyen al sistema educativo”, dijo en una entrevista con Infobae.

La semana pasada, después de que se conociera la decisión del gobierno nacional de suspender por 15 días las clases en el AMBA, el sindicato se expresó y rechazó la medida. La consideraron “unilateral” y sin respaldo en la evidencia científica.

Entre los afiliados de Seduca, solo se contagió el 0,7%. “Las escuelas con protocolos son lugares seguros. Venimos trabajando hace un año, desde agosto de 2020. Tuvimos que modificar el protocolo cinco veces para que Nación lo aprobara y los datos oficiales reflejan que funcionan. Sin embargo, de un día para el otro, el Presidente decidió unilateralmente suspender las clases presenciales”, comentó Lancioni Kaprow.

Desde el año pasado, la postura del gremio fue reabrir las aulas. Cuando desde noviembre se habilitaron las actividades recreativas también las cuestionaron porque “no resolvían nada”, no alcanzaban para compensar la enorme pérdida de días de clase. En febrero, los ministros de Educación de todas las provincias acordaron ahora sí priorizar la presencialidad y que las escuelas fueran lo último en cerrar. Pocos días después, decidieron cerrarlas.

“El punto 1 del protocolo dice que a medida que suban los casos nos sentaremos a dialogar, a buscar un escenario de reducción de la presencialidad. Pero dialogando, no con medidas unilaterales y abruptas. Hay escenarios intermedios. Nosotros tenemos diálogo constante con el ministerio porteño. Cuando hay escuelas que no tienen alcohol en gel o se quedan insumos, se lo informamos e intentamos resolverlo. Siempre hay tensión en algunos puntos, pero la premisa es que los chicos y los docentes tienen que estar en las aulas. Con una medida de fuerza rompés el canal de diálogo”, señaló el dirigente.

De acuerdo a su mirada, cada vez son menos los docentes que se sienten representados por los sindicatos combativos. En la Ciudad, dice, el acatamiento a las medidas de fuerza suele ser muy bajo porque “el paro es caro”. “Hay muchos maestros que tenían miedo de decir algo distinto, de expresar su inconformidad con las huelgas, que ahora escuchan otra voz. Los docentes saben que la sociedad ya no tolera más la manera de proceder de Ctera. Son recetas antiguas para problemas que son nuevos”, expresó.

De cara al mediano plazo, la intención de Seduca es fortalecerse en la provincia de Buenos Aires porque, afirman, ahí se necesita una renovación dirigencial fuerte. “Se necesita un cambio. No puede ser que ante una mínima discusión o falta de acuerdo, enseguida se convoque a un paro. Queremos desterrar esa mirada que asocia a los docentes con los paros. Los docentes somos trabajadores de la educación convencidos de que tenemos que estar en las aulas”.