domingo 24 de enero de 2021

Alberto Fernández se reunió con el interventor designado por su gobierno en Vicentin, Gabriel Delgado. Twitter: @rgabrieldelgado.
Política

Tras el banderazo, Alberto Fernández busca otra alternativa a la expropiación de Vicentin

En su primer pronunciamiento después de las masivas marchas en contra, el interventor Gabriel Delgado aseguró que "no nos aferramos a los instrumentos".

Alberto Fernández se reunió con el interventor designado por su gobierno en Vicentin, Gabriel Delgado. Twitter: @rgabrieldelgado.

El presidente Alberto Fernández se reunió con el interventor nombrado por su gobierno en Vicentin, Gabriel Delgado, quien afirmó “no nos aferramos a los instrumentos” respecto al proyecto de expropiación de la empresa, que este sábado desató reacciones desfavorables con un masivo “banderazo” en muchas ciudades del país.

“Con @alferdez analizamos la situación de Vicentin. Repasamos todas las alternativas y no nos aferramos a los instrumentos. El propósito del gobierno es preservar las fuentes de trabajo y que los productores puedan cobrar”, dijo esta noche Delgado en su cuenta de Twitter, al adjuntar una foto de la charla que mantuvo con el jefe de Estado.

Días atrás, Fernández cambió su proyecto respecto de la cerealera y delegó la expropiación en el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. El giro oficial se dio después de que el juez de Reconquista, a cargo del concurso de acreedores, restituyera a los directivos de la empresa en sus funciones y relegara a simples veedores a los funcionarios designados por el jefe del Estado.

De esta forma, y en medio del tenso ánimo social que hasta se trasladó al interior del bloque legislativo del Frente de Todos, el Gobierno nacional ratifica un camino en busca de una salida negociada para el asunto Vicentin sin una expropiación, archivando el plan original.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, indicó en radio La Red que la empresa ingresó en concurso de acreedores el “7 de diciembre” porque “la fundió Macri”. Cafiero señaló además que en las protestas de ayer de agrupaciones de autoconvocados y entidades agropecuarias en apoyo a la cerealera se vieron “representantes de Juntos por el Cambio, cuando ellos fueron los que la fundieron, también preocupándose por Latam, que hasta 2015 ganó plata en Argentina”, añadió sobre la empresa aérea, que anunció que abandonará sus operaciones en el país producto de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Cafiero lamentó que “se termina tergiversando una política de rescate de una empresa para que no queden colgados de una brocha 2600 productores agropecuarios”.

“Los que vinieron a pedir el rescate al Gobierno fueron los dueños de Vicentin, que, en diciembre. antes de que asumiéramos, empezaron a tener conversaciones informales para pedir que el Estado iniciara un salvataje”, enfatizó el jefe de ministros.

No obstante, aclaró que el Presidente es “pragmático” y que planteó que se concretó la intervención para “ver bien cuál era el Estado de la empresa y avanzar, si hacía falta, hacia una expropiación”, aunque, dijo, la “propuesta” del gobernador de Sante Fe, Omar Perotti, para que la empresa pase a ser mixta es actualmente la “primera hipótesis de trabajo” en el Gobierno.

Sobre el banderazo de ayer, Cafiero dijo por último que le “preocupa” que esos sectores no encuentren una forma de manifestarse “sin ponerse en riesgo ellos y sin poner en riesgo al resto, justo en el momento en que hay casos más acelerados” de coronavirus.