martes 19 de enero de 2021

Sergio Massa no pudo contener la risa ante el exabrupto de la diputada María Rosa Martínez
Política

“Toda la noche despierta al p...”: una diputada K dejó abierto el micrófono y protagonizó otro escándalo en el Congreso

María Rosa Martínez (Frente de Todos) no se percató de que la escuchaban en el recinto y dio lugar a un blooper durante la última sesión.

Sergio Massa no pudo contener la risa ante el exabrupto de la diputada María Rosa Martínez

El debate en la Cámara de Diputados volvió a dejar otro escándalo en la última sesión virtual. Esta vez fue el caso de la diputada kirchnerista María Rosa Martínez, quien se olvidó de apagar el micrófono y dejó que su insulto se escuchara públicamente, sin pudor alguno.

En el momento clave de la votación por el recorte de fondos a la Ciudad de Buenos Aires, la legisladora bonaerense tuvo problemas con su conexión. Entonces, el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, le sugirió que desactive su cámara para tener mejores chances de que se escuche su audio.

Lamentablemente, en el recinto se oyó “la concha de la lora, toda la noche despierta al pedo”, frase que evidentemente surgió de la frustración por los problemas técnicos que tenía la diputada del Frente de Todos.

“Diputada Martínez... la estoy escuchando, apague la cámara a los efectos de tener mejor señal”, respondió Massa, algo incómodo por lo ocurrido. Después de unos segundos de problemas, se escuchó “afirmativo” y el titular del cuerpo le agradeció su voto, entre breves aplausos.

La última sesión, que inició al mediodía del lunes y culminó esta mañana, se caracterizó por un tenso clima entre oficialismo y oposición. No obstante, el Frente de Todos y sus aliados se salieron con la suya: reunieron 129 votos a favor. En tanto hubo 118 votos en contra y siete abstenciones.

El episodio de Martínez recuerda al del diputado salteño Juan Ameri, también del kirchnerismo, quien terminó expulsado en septiembre del cuerpo legislativo por mantener relaciones sexuales con su pareja en pleno Zoom, ya que se había olvidado de apagar la cámara.