Sumaron a Ramón, pero ahora hay que conseguirle una candidatura

Anabel Fernández Sagasti y José Luis Ramón sellaron su alianza con un choque de puños.
Anabel Fernández Sagasti y José Luis Ramón sellaron su alianza con un choque de puños.

El peronismo debe definir qué lugar ocupa en la lista para las elecciones. No hay consenso para que lidere la boleta en la categoría de diputados nacionales y si lo colocan más abajo, probablemente no entre. Pero el premio consuelo podría ser que lo conviertan en funcionario nacional.

El Frente de Todos abrochó la semana pasada la incorporación de José Luis Ramón. El festejo peronista ha sido importante: lo creen portador de entre 3 y 5 puntos en votos y celebran la expansión del armado que lidera el kirchnerismo.

Pero bueno, la siguiente etapa consiste en ubicar a Ramón en la lista de candidatos, y aquí el panorama es un poco más complicado.

El peronismo orgánico, que tiene al frente a Anabel Fernández Sagasti, ha sugerido que la paga para el hombre de Protectora no será demasiado generosa. Es altamente improbable que su irrupción en el PJ se refleje en el liderazgo de la boleta de candidatos a diputados nacionales. Ese puesto está reservado, insiste desde hace mucho la cúpula, para un intendente peronista, en principio. A la propuesta sin nombre, pero que parece especialmente dirigida al sanrafaelino Emir Félix, le sigue un “plan B”: si no acepta alguno de los intendentes, el candidato a diputado nacional serán Adolfo Bermejo u Omar Félix, el hermano del intendente, quien hoy ya es legislador nacional.

Bermejo es una apuesta conservadora, pero aparentemente segura. El maipucino, al estilo Julio Cobos en la UCR, Siempre mide bien en las encuestas, dentro y fuera de Gran Mendoza. Fue el primer nombre que tiró el PJ, hace meses, y subsiste en la vidriera.

Como la primera candidata a senadora nacional será Fernández Sagasti, a Ramón sólo le quedaría el tercer puesto de candidatos a la Cámara Baja (el segundo debe ser ocupado por una mujer) o el segundo en la Cámara Alta.

Cualquiera las dos opciones requerirán que el peronismo gane la elección para que Ramón se quede con una banca. Y en el PJ pocos se ilusionan con una victoria en los comicios de este año.

Otra posibilidad, todavía más vidriosa, sería que Anabel eligiera a una mujer como primera candidata a diputada nacional, lo que permitiría que el segundo puesto en la grilla fuera para un hombre, pero todos aseguran que ese no es un plan para la senadora que responde a Cristina Kirchner.

Entonces, en los menos de siete días que quedan para cerrar listas, el mensaje del PJ para Ramón podría ser que modere sus expectativas de “liderar” y que piense que no se termina el mundo si no entra al Congreso en este turno: ya llegó a un lugar dentro del oficialismo que torna posible que se convierta en funcionario del gabinete nacional.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA