Suárez quiere hacer un polo cultural en el viejo edificio de Turismo

Muchos años. El viejo edificio de Turismo luce el deterioro provocado por el uso intensivo y el paso del tiempo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Muchos años. El viejo edificio de Turismo luce el deterioro provocado por el uso intensivo y el paso del tiempo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

El Gobierno pide en la Legislatura la autorización para concesionar por 50 años el espacio patrimonial y que un privado se encargue de recuperarlo y ponerlo en valor.

El edificio es un ícono del centro de la Ciudad de Mendoza. Su último uso fue albergar las oficinas de Ente Mendoza Turismo, pero a principios de diciembre pasado, los empleados del Emetur se mudaron y el viejo edificio (declarado patromonio cultural en 2002) apenas si mantuvo un par de dependencias oficiales.

Ahora, el Gobierno pide autorización a Legislatura para concesionarlo por 50 años y que un inversor privado haga la restauración, garantizando el uso público.

“El edificio desde hace muchos años tiene un deterioro significativo y queremos que tengo un uso turístico y cultural importante”, dijo Juri, quien además, señaló que, por los paradigmas de la época en la que se construyó, “el acceso amigable, con sanitarios para discapacitados no existe, Hay que hacerle una adecuación a los nuevos tiempos”.

El director de Patrimonio Horacio Chiavazza agrega que “hay que salirse de la lógica de que si es un edificio viejo tiene que ser museo. Si tiene que ser compatible con usos culturales: Sala de teatro, porqué no de cine, gastronomía; el Mercado Artesanal nos interesa que se mantenga pero hay que ponerlo en valor, tiene que estar más visible, porque ahora está en el subsuelo”.

“Los edificios patrimoniales, naturalmente conducen a ciertos usos que no distorsionan el mensaje que se quiere mantener con la comunidad”, dijo Chiavazza, para reafirmar la idea de que haya una inversión para usos culturales en el viejo edificio de San Martín 1143.

El proyecto está en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) del Senado. Allí ingresó a mediados de setiembre, pero recién esta semana llegó a LAC la ministra de Cultura y Turismo Mariana Juri, para impulsar la iniciativa.

No es que haya esperanza en que aparezca un aluvión de interesados en hacer una fuerte inversión en este momento económico y sanitario. Pero es la única apuesta factible para recuperar el espacio y tratar de impulsar el centro mendocino.

Casi 100 años

La vieja sede de Turismo empezó a ser construida en 1914 y se concluyó en 1923. Allí funcionaba el Jockey Club, un espacio usado por la elite mendocina de la época. Según el director de Patrimonio, desde el origen tenía un problema estructural.

En el año ’34 empezaron a funcionar las oficinas del Seguro Agrícola. En la década del ’50 se transformó en la sede de la Escuela Provincial de Bellas Artes. Más tarde, llega la vieja Subsecretaría de Turismo y las viejas salitas de teatro del segundo piso.

Según Chiavazza, el edificio tiene distintos rangos de valoración patrimonial, según los sectores. “El hall central y la fachada que son muy valiosas y conforme se avanza al corazón de manzana son patrimonialmente menos valiosos y los que están más comprometidos; allí se puede intervenir con mayor impacto”.

El funcionario explica que el grado de valoración patrimonial se mide por el grado de autenticidad, la relevancia histórica y el costo que emana restaurar o hacerlo de nuevo. “Una construcción relativamente moderna, sin mayor referencia histórica y que además se está cayendo a pedazos tiene menos valoración”, señala.

“Si vamos a tener los bienes patrimoniales arregladitos cerrados, o cayéndose a pedazos e intactos, no vale la pena. El patrimonio vale en la medida que tenga un uso público y un disfrute comunitario, siempre con parámetros de conservación”.

El proyecto de ley tiene un solo artículo: es la autorización para concesionar el edificio por 50 años, para que sea un proyecto sustentable. “El objetivo es atender el mejor cuidado de los bienes patrimoniales de la provincia. En el mundo ese trabajo es caro; en un contexto económico difícil tenemos la necesidad de que ese edificio deje de tener los daños que acumula en sus casi 100 años de vida”, dijo Chiavazza.

15 años de un proyecto que no se concreta

El fallecido arquitecto Clorindo Testa hizo para Mendoza el boceto para reutilizar ese edificio, agregando innovaciones tecnológicas, una cava de vinos, salas culturales y espacio para la promoción turística. Eso ocurrió durante la gestión de Cobos, pero luego, en la gestión de Jaque, el ambicioso proyecto fue dejado de lado.

“Se podría usar ese proyecto, pero debería haber un acuerdo entre privados” dice la ministra Mariana Juri.

Un problema es el estacionamiento para quienes vayan a ese futuro polo de entretenimientos. La manzana está venida a menos y hay varios lugares para integrar al proyecto y ofrecer espacio para vehículos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA