viernes 22 de enero de 2021

La edición 2020 tiene carácter semipresencial y, por eso, el gobernador Suárez se sumó ayer a través de una pantalla.
Política

Suárez insistió en que para cuidar la salud hay que proteger el empleo

El Gobernador se cruzó con el titular de la Cámara de Comercio de Alvear y culpó a Jaque por renunciar al trasvase del Atuel.

La edición 2020 tiene carácter semipresencial y, por eso, el gobernador Suárez se sumó ayer a través de una pantalla.

El humo tan característico del asado y ese aroma de costillas asándose al ensartador, quedaron para la modalidad pase y lleve. Este 2020, el gran almuerzo de costillares, tan característico de la Fiesta Nacional de la Ganadería, no se pudo realizar por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, en la segunda jornada de la feria ganadera virtual, no faltaron ayer los discursos de alto contenido político.

Luego de escuchar las peticiones de los productores ganaderos en la previa del remate de hacienda, fue el turno del cruce de palabras entre el presidente de la Cámara de Comercio, Andrés Vavrik, y el gobernador Rodolfo Suárez, transmitidos a través de la web de la fiesta.

Suárez participó de manera remota y brindó un discurso en el que resaltó las políticas públicas aplicadas en la provincia. Sostuvo que “la atención prioritaria de la emergencia sanitaria, junto con la fuerte caída de la actividad económica, con consecuencias dramáticas sobre el empleo y la inversión, tanto pública como privada y, lógicamente, también sobre la recaudación estatal, vienen a agravar los efectos de arrastre de una macroeconomía enferma desde hace muchísimos años en el país”.

“Hemos tenido hasta aquí resultados sanitarios similares al de las otras provincias grandes, dando, a los que más necesitan, la oportunidad de salir a trabajar para sostener a sus familias”, subrayó el gobernador. Destacó que “para luchar contra la pobreza y la vulnerabilidad social, que es el primer modo de cuidar la salud, es necesario cuidar el empleo”.

Vavrik, que fue tendencia en los últimos días por la carta que dirigió a Grabois por la toma de tierras en Entre Ríos, criticó a la dirigencia política toda, desde el manejo de la crisis sanitaria al gasto público.

No al trasvase

Uno de los temas que ganó la atención fue la construcción de Portezuelo del Viento y el trasvase de aguas del río Grande al Atuel. Tras el pedido puntual del presidente de la Cámara, Suárez dio su respuesta y le cargó las tintas al gobierno de Celso Jaque. “Para no dar lugar a dudas, defendemos de manera irrestricta la construcción de la presa Portezuelo del Viento en Malargüe. El proceso que se empezó debe continuar sin demoras”, arrancó diciendo Vavrik para luego solicitar que se analice la posibilidad de enriquecer el proyecto añadiendo el trasvasamiento de aguas. “El trasvase de aguas es la única salida, para aumentar la oferta de agua en el sur mendocino destinada a la producción” y “cumplir con el fallo de la Corte” por el conflicto con La Pampa, lanzó el dirigente empresarial.

Sin embargo, Vavrik pasó del énfasis con el que dio su discurso a bajar la cabeza en señal de resignación y desaprobación. Porque Suárez le bajó el pulgar a la posibilidad de realizar el cruce de aguas del río Grande al Atuel. “Mendoza se ocupa de modo prioritario de sus recursos hídricos, particularmente los del Atuel”, dijo el gobernador, y a renglón seguido recordó que Celso Jaque firmó la renuncia al trasvase y terminó por echar por tierra su construcción.

“En 2011, por nota al Coirco, el gobernador Jaque renunció expresamente a hacer el trasvase. Nosotros no vamos a renunciar a la idea de trasvase pero, a partir de la renuncia que hizo, Mendoza debe hacer Portezuelo del Viento sin el trasvase”, afirmó el mandatario mendocino.

Fuertes críticas y reclamos

El presidente de la entidad empresaria cargó contra la cuarentena: "Pasamos de ser un “ejemplo a estar entre los peores países del mundo. La realidad y las cifras se imponen sobre cualquier relato y ya llevamos la cuarentena más larga del mundo y a la vista está que sustentar la estrategia sólo en restringir, no sirve”, dijo.

“El daño en algunas actividades económicas es enorme, la pérdida de empleos, el cierre de comercios, que no sabemos si volverán a abrir sus puertas. Es preciso regresar a la única normalidad que existe, no nueva, no distinta, sino la normalidad que nos permite a todos trabajar y gozar de nuestras libertades, las que aún hoy siguen restringidas o limitadas”, agregó.

Vavrik se quejó por los altos costos del sistema financiero que impiden el acceso al crédito y aseguró que se llegó al punto en que “es necesario demostrar que no se necesita el crédito para poder acceder a uno”.

El presidente de la Cámara alvearense remarcó que “no puede sostenerse un país donde año a año aumenta la cantidad de empleados en el Estado y cada vez más, hay menos empresas”. Consideró que la “militancia política se convirtió en una pasantía previa (al ingreso) a la planta permanente en el Estado”.

Tras remarcar que Argentina tiene 165 impuestos, exigió una urgente reforma al sistema tributario. Planteó un tema que es casi tabú, la reforma laboral: “Pedir una reforma no implica estropear los derechos consagrados para los trabajadores, sino dotar a las empresas de condiciones legales para que formalicen en su totalidad los planteles de trabajadores”. “No puede ser que contratar un empleado sea como adoptar un hijo”, ironizó.

Pedidos y respuestas

Entre los reclamos puntuales, Vavrik mencionó la doble vía entre General Alvear y San Rafael, dotar de señal de celular a las rutas nacionales 188 y 143 para que la gente no se siga “muriendo sin poder pedir ayuda si sufre un accidente”. También reclamó por la ruta 188 en el tramo que une Alvear con San Rafael y Malargüe y la construcción del empalme con gasoducto de Gas Andes.

Al hacer mención a la obra de empalme con el gasoducto de Gas Andes, el Gobernador detalló que “nos resulta imprescindible y por eso la estamos siguiendo con particular interés, porque será un hito la interconexión del gasoducto Gas Andes con San Rafael y Alvear, que posibilitará abastecer a los vecinos y también contar con energía clave para el desarrollo industrial de estos departamentos”.

Suárez mencionó otros programas y dijo: “El Estado es esencial en épocas de emergencia y nosotros nos hemos hecho cargo de esa obligación en toda su dimensión. Pero el sector privado será esencial para salir de la crisis”.


Por las redes