martes 13 de abril de2021

Sólo suscriptores
De Marchi asumió el miércoles como vicepresidente primero de Diputados, como representante del Pro.
Política

Sin peso en el Ejecutivo nacional, crece la influencia de los mendocinos en el Congreso

Mientras que en el Ejecutivo nacional no hay dirigentes de Mendoza en puestos importantes, en el Senado y en Diputados pisan fuerte Fernández Sagasti, Cornejo, De Marchi y Ramón.

De Marchi asumió el miércoles como vicepresidente primero de Diputados, como representante del Pro.
Sólo suscriptores

A un año de la asunción de Alberto Fernández como presidente, la participación de dirigentes mendocinos en cargos importantes del Poder Ejecutivo ha sido prácticamente nula, salvo puestos en terceras o cuartas líneas. Sin embargo, es otra la situación en el Congreso Nacional. Con la asunción el miércoles de Omar De Marchi como vicepresidente primero de la Cámara baja, el lujanino se sumó al lote de legisladores por Mendoza que pisan fuerte en el Poder Legislativo. Junto a Anabel Fernández Sagasti, Alfredo Cornejo y José Luis Ramón, De Marchi gana poder en el juego de la rosca política y en la mesa chica del Congreso.

No obstante, hay diferentes percepciones respecto de si tener un papel importante en el Congreso puede llegar a mejorar, con hechos, a Mendoza, tanto con el impulso de proyectos como con iniciativas del propio Gobierno nacional.

Hoy, quizás, la figura mendocina más importante es Anabel Fernández Sagasti, senadora nacional y vicepresidenta del bloque del Frente de Todos, que tiene una estrecha cercanía con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. La nueva titular del PJ provincial es el brazo ejecutor de muchas iniciativas del kirchnerismo en la Cámara alta, sobre todo las relativas a las reformas en la Justicia, junto a otra persona de extrema confianza de CFK, Oscar Parrilli.

La ex candidata a gobernadora es, además, presidenta de la comisión de Acuerdos en el Senado, que es donde se discuten todas las designaciones de funcionarios del Poder Judicial; también preside la bicameral de Monitoreo e Implementación del Código Procesal Penal Federal.

Si bien su participación ha sido clave en proyectos importantes desde el punto de vista de la disputa que hay en el ámbito judicial, donde está enmarcada la pelea entre el kirchnerismo y parte del Poder Judicial, desde el Frente de Todos han destacado periódicamente su trabajo por fuera del Senado en gestiones para Mendoza.

Ahí enumeran las obras del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) para departamentos provinciales, así como la gestión realizada para equipar al hospital de la UNCuyo, junto con el rector, Daniel Pizzi.

De hecho, uno de los funcionarios que valoró la influencia de Fernández Sagasti fue el titular de la delegación en Mendoza de Vialidad nacional, Guillermo Amstutz, quien sostuvo que fue ella quien “destrabó” la obra de la doble vía Mendoza-San Juan, que debería arrancar a más tardar en el segundo semestre de 2021.

Los diputados

En la Cámara baja uno de los que tiene peso propio es Alfredo Cornejo, que, como presidente de la UCR, es además parte de la mesa chica de Juntos por el Cambio, principal frente opositor. El ex gobernador, si bien no consiguió los avales para ser el jefe del Interbloque en Diputados (ese lugar lo ocupa el cordobés Mario Negri), retuvo la vicepresidencia tercera de la Cámara baja, que corresponde a su partido.

Desde el entorno del radical indicaron que en la oposición, al no tener mayoría, cuesta imponer iniciativas en Diputados. Fueron críticos respecto del rol de Fernández Sagasti y de Ramón, a quien acusaron de ser “aliado del kirchnerismo”.

De acuerdo con esto, destacaron que “Cornejo presentó un proyecto para declarar la emergencia turística en el país -él preside la Comisión del tema- , lo que impactaría fuertemente en Mendoza” porque, en la provincia, el sector fue gravemente afectado por la pandemia del coronavirus. “Pero el oficialismo decidió no tomar este proyecto, que hubiera aplacado la situación al sector” -dijeron- con reducción de cargas patronales, impuestos, tasas y servicios, subsidios; y otros beneficios. “El peso de Fernández Sagasti y Ramón no ha impactado en ningún beneficio para Mendoza”, dispararon.

Por el lado de Ramón, preside el Interbloque Unidad y Equidad Federal, grupo de diputados provinciales al que en los pasillos del Congreso llaman “Los Ramones”. Este sector, muy cercano al presidente de la Cámara, Sergio Massa, suele tener un peso importante a la hora de las negociaciones para tener quórum o incluso para aprobar proyectos del oficialismo.

El jefe de Protectora negó las acusaciones del radicalismo que lo encolumnan en el kirchnerismo y devolvió el golpe: “Tenemos una visión muy distinta con la coalición respecto de los intereses que protegemos”, remarcó, y los acusó de proteger “a los empresarios más que al ciudadano de a pie. Lamentablemente el radicalismo tiene una actitud ofensiva que no permite negociar temas importantes”, lanzó.

Respecto de su peso político en el Congreso, Ramón sostuvo que hay “varios proyectos con los que buscamos y estamos consiguiendo beneficios para los mendocinos” producto de las negociaciones con el oficialismo, como el que busca establecer a Mendoza como “zona fría” para que haya descuentos en las tarifas del gas, así como también la creación de un ente autárquico “que defienda a los consumidores”.

También en el Presupuesto 2021, aseguró que consiguió “varias obras para la provincia”, como la impermeabilización del canal Cacique Guaymallén en Las Heras y Lavalle, así como sistemas de provisión de agua potable en la zona del pedemonte lasherino, entre otros.

El tercer diputado mendocino que gana influencia es Omar De Marchi, quien esta semana accedió al cargo de vicepresidente primero de Diputados, lo que le permitió presidir por momentos la sesión del jueves en la que se legalizó el aborto, cuando no estuvo Massa.

La cercanía al ex presidente Mauricio Macri lo catapultó a ocupar el lugar que mantenía otro diputado del Pro, Álvaro González, que es del riñón del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lo que significa un triunfo para los “halcones” del macrismo. Además, De Marchi participa de la Mesa Nacional del Pro.

En diálogo con Los Andes, destacó que desde el Congreso “hay que tener coraje para anteponer los intereses de la provincia por sobre los del partido y eso es lo que tenemos que hacer los legisladores”, pero acusó al Frente de Todos, al igual que Cornejo, de no hacerlo.

“Nunca a Mendoza se la maltrató tanto como este año con el kirchnerismo. Ni siquiera ha venido el Presidente a visitar la provincia”, remarcó De Marchi. Aseguró, para destacar las diferencias, que, “durante la gestión de Macri le fue muy bien a la provincia”.