Se derrumbó la imagen de Fernández en Mendoza: perdió casi 20 puntos desde mayo

MENDOZA ANTI K. El rechazo al kirchnerismo está afectando al Presidente. / Gentileza
MENDOZA ANTI K. El rechazo al kirchnerismo está afectando al Presidente. / Gentileza

ENCUESTA. El Presidente pierde apoyo en casi todas las provincias, pero aquí la caída ha sido más pronunciada. En solo cuatro meses pasó de 58% de aprobación a 40%.

La encuesta no es de las más leídas en la Casa Rosada, porque no es propia. Pero sus esquirlas sin dudas que llegan allí, porque se trata de un sondeo único en el país y que se ha hecho costumbre desde que se realizó por primera vez en mayo. El estudio de CB Consultora releva mensualmente la imagen del Presidente y los 24 gobernadores en cada una de las provincias y se ha convertido en un termómetro que marca la evolución de la valoración que tiene Fernández -y cada gobernador- en la ciudadanía.

En el caso de Mendoza, en cinco meses el Presidente perdió casi 20 puntos de imagen positiva. Es decir, se derrumbó en muy poco tiempo, convirtiendo a nuestra provincia en el distrito donde el mandatario nacional cosecha más rechazo si no se cuenta a la Ciudad de Buenos Aires.

En mayo, el primer sondeo que hizo esta consultora cordobesa, Fernández cosechaba un 57,8% de respaldo de los mendocinos y un 42,2% de rechazo. Esa relación se invirtió ahora: en la encuesta realizada del 17 al 20 de setiembre, el Presidente tiene en Mendoza solo 40,2% de apoyo y un 59,8% de imagen negativa. Es decir, seis de cada diez mendocinos consultados lo rechazan.

Hay que decir que no es un fenómeno exclusivo de Mendoza: Alberto Fernández perdió imagen en todas las provincias, excepto Chaco, San Juan y Buenos Aires. El mayor respaldo a su gestión lo tiene en Chaco (75,8%), mientras que el mayor rechazo, como dijimos, se da en la Ciudad de Buenos Aires (36,4%), bastión opositor al que le acaba de quitar recursos de coparticipación para transferírselos a la vecina (y oficialista) provincia de Buenos Aires.

El efecto Portezuelo

El derrumbe de la imagen del Presidente, desde el pico de apoyo que había logrado en marzo a partir de su gestión de la pandemia, se repite en todas las encuestas que dan vuelta en estos días. Sin embargo, ninguna como ésta muestra el detalle de esa caída en casi todas las provincias.

Para Mendoza, hay un hecho -unas declaraciones en realidad- que marca el inicio de esa curva descendente en la credibilidad presidencial. “No voy a financiar una obra cuestionada por las otras cuatro provincias”, dijo Fernández el 5 de junio en La Pampa en referencia a Portezuelo del Viento, poniendo en duda una obra anhelada por todos los mendocinos y, sobre todo, dejando en suspenso el envío de los fondos que la Nación está obligada a enviar para pagar la presa. Aunque después el mandatario cumplió con los pagos y relativizó sus dichos, nunca recuperó el apoyo de casi 60% que tenía en ese momento de los mendocinos.

Ya en la medición de fines de junio que hizo la misma consultora el Presidente tocó un piso de rechazo en Mendoza del 61,5% y aunque luego mejoró un poco, nunca más recuperó los niveles anteriores.

El “efecto Portezuelo”, según afirma el director de CB Consultora, Cristian Buttié, fue letal para Fernández y no solo en nuestra provincia: “En junio tuvo una caída muy importante en todo el país producto de la negativa a Portezuelo. Eso nos llamó mucho la atención”.

En la Rosada nunca vieron esto, lo que se evidencia en que días después Fernández anunció la expropiación de Vicentin, un proyecto que encendió las primeras marchas contra el gobierno en plena pandemia y que, como describe Buttié, “prendió las alarmas” en gran parte de la clase media que venía respaldando a su gestión porque no la identificaba como kirchnerismo puro. Eso se acrecentó con el impulso a la Reforma Judicial y otras medidas en las que este sector de la población vio la mano de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Ahora, la profundización del cepo cambiario y la subida del dólar parecen poner al Presidente en un punto de no retorno en materia de imagen pública. "Fernández empieza a perder el capital político que le había dado ese sector de la población con el manejo de la situación sanitaria. Ya no es la pandemia la principal preocupación, sino que la economía empieza a tomar protagonismo”, analiza el encuestador. Y agrega otro aspecto: “Uno de los principales problemas del gobierno nacional en todas las provincias es la corrupción, claramente el capital simbólico del antikichnerismo o del antioficialismo”.

Mendoza, la opositora

Esta misma consultora es la que hizo el relevamiento que en agosto evidenció que Mendoza es la provincia donde el kirchnerismo tiene mayor rechazo en el país. Un aspecto que en setiembre continúa, ya que aquí Cristina Kirchner tiene una imagen negativa récord del 81,6%. Un nivel al que no baja ni siquiera otro ex presidente, Mauricio Macri, quien está más cerca de Fernández: tiene 60,5% de rechazo.

Es decir, el mendocino tiene aversión de ambos extremos de la grieta, aunque mucho más pronunciada hacia el kirchnerismo.

Este “sentimiento transversal”, según Buttié, se da con particularidades en Mendoza porque aquí gobierna el radicalismo, “un color político distinto” al de la Nación, lo que refuerza el aspecto anti K que se repite en otras provincias del centro del país como Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti es parte del PJ aunque no del kirchnerismo.

“Eso le da cierta identidad a Mendoza y al antiperonismo”, dice el consultor, aunque advierte: “Como no crecen Alberto Fernández ni Cristina ni Macri, tampoco lo hace Suárez [perdió 10 puntos desde mayo, ver aparte]. Esto quiere decir que en Mendoza está sufriendo la clase política en su conjunto”, concluye Buttié.

La caída de Suárez

Según el último relevamiento de CB Consultores, Rodolfo Suárez tiene en la provincia una imagen positiva de 60,1%. En el ranking de gobernadores, ocupa el octavo puesto en cuanto a respaldo popular. El primero es el porteño Horacio Rodríguez Larreta, que tiene 68,4% de apoyo.

En mayo, en la primera encuesta, Suárez había liderado este ranking cuando llegó a un 70,1% de imagen positiva. Es decir que en estos cinco meses el Gobernador perdió 10 puntos de apoyo y cayó siete puestos en la lista de mandatarios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA