Rodríguez Larreta tomó distancia del pedido de juicio político a Alberto Fernández

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño.
Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño.

A pesar de que es impulsado por legisladores de Juntos por el Cambio, el jefe de gobierno porteño señaló que “a priori no parecería” que el Presidente haya incurrido en las causales de mal desempeño. Criticó de todos modos su conducta y que haya responsabilizado a su pareja.

Horacio Rodríguez Larreta tomó distancia de la iniciativa de diputados de Juntos por el Cambio para llevar a juicio político al presidente Alberto Fernández por haber incumplido con la cuarentena para participar de un cumpleaños en la Quinta de Olivos.

“Hay que estudiarlo más, no tengo el detalle de los causales del juicio político, a priori no parecería”, afirmó en diálogo con FM Urbana. Pero agregó que “hay que cumplir las normas” y que será un tema de análisis de los juristas.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cuestionó al mandatario por el “incumplimiento grave de su propio decreto” que reglamentaba el aislamiento como medida sanitaria y prohibía las reuniones sociales.

Pero además, criticó que haya “responsabilizado a su pareja” en la primera declaración del jefe de Estado tras el escándalo por la foto que mostró el cumpleaños de Fabiola Yañez en plena cuarentena estricta.

El mandatario porteño también respondió a las críticas del oficialismo que lo acusaron de haber incumplido con las normas sanitarias por su viaje a Brasil durante 2020. “No hubo ningún incumplimiento, volví y cumplí con la cuarentena, estuve siete días en mi casa”, expresó.

De esta manera, Rodríguez Larreta marcó su postura respecto a la iniciativa de pedido de juicio político al Presidente, que lleva la firma de Mario Negri, Cristian Ritondo, Luciano Laspina y Karina Banfi, entre otros de Juntos por el Cambio.

Según publica Clarín, entre los argumentos de los diputados opositores se destaca que en momentos del cumpleaños de Olivos “la libre circulación interprovincial estaba prohibida, con varados dentro y fuera del país; los alumnos tenían sus escuelas cerradas; los ancianos no podían ser visitados, los niños no podían salir a la calle, se prohibían las reuniones familiares y sociales, los negocios estaban cerrados, se prohibían los funerales y los encuentros. A la sombra de estos decretos, se denunciaban casos de violencia institucional, los comerciantes se fundían, los enfermos se recuperaban o morían en absoluta soledad”.

Por su parte, el vicejefe de Gobierno y precandidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, también se manifestó respecto a esta iniciativa de la oposición en el parlamento.

“A la gente le duele y le parece gravísimo el hecho de la foto en Olivos. La lastima. Por eso creo que el verdadero juicio va a estar en las urnas”, expresó Santilli durante un reportaje televisivo en Todo Noticias.

Mientras que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, manifestó que Fernández debe ser sancionado. “Tiene que reconstituir el valor de su palabra”, señaló el funcionario.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA