lunes 10 de mayo de2021

Presupuesto provincial: una pelea por los desaparecidos en la dictadura calienta el debate
La discusión por la cuestión de privilegio de Hebe Casado luego de la comparación entre las 30 mil muertes a causa del Covid-19 y los desaparecidos en la dictadura se llevó media jornada.
Política

Presupuesto provincial: una pelea por los desaparecidos en la dictadura calienta el debate

Diputados se enfrascaron en un duro debate por sanciones a una legisladora del Pro. El PJ se retiró del recinto y se cayó un encuentro para dialogar sobre la pauta de gastos del año que viene.

Presupuesto provincial: una pelea por los desaparecidos en la dictadura calienta el debate
La discusión por la cuestión de privilegio de Hebe Casado luego de la comparación entre las 30 mil muertes a causa del Covid-19 y los desaparecidos en la dictadura se llevó media jornada.

La Legislatura asistió ayer a una sesión caliente y con altos niveles de tensión por momentos. La discusión por la cuestión de privilegio de Hebe Casado (PRO) luego de la comparación entre las 30 mil muertes a causa del Covid-19 y los desaparecidos en la dictadura se llevó media jornada. El oficialismo rechazó el pedido por 28 votos contra 14, y el Frente de Todos-Partido Justicialista se retiró de la sesión.

En el medio, está la negociación por el Presupuesto provincial en donde son necesarios los votos opositores para el roll over y el pedido de endeudamiento. La caliente sesión puede trastocar la agenda en busca del acuerdo. De hecho, Mendoza Activa Hidrocarburos, que se votó después de la salida opositora, tuvo media sanción sólo con el apoyo oficialista, hasta de la ex aliada Mercedes Llano (PD) aunque cuestionó un artículo.

Más aún, se dice que había una charla pactada para la tarde de ayer por el presupuesto y quedó trunca.

Cerca de dos horas y media se llevó la discusión de la cuestión de privilegio que había pedido Germán Gómez, el jefe de bloque del Frente de Todos-Partido Justicialista para la diputada del PRO, Hebe Casado. Desde el Frente de Izquierda, se pidió lo mismo para el diputado peronista. Todo quedó en la nada finalmente.

La libertad de expresión, la Conadep y un sinfín de referencias a una de las etapas más oscuras de la historia argentina coparon el temario. El Frente de Todos solicitó que se evaluara la “cuestión de privilegio” para Casado. El artículo 91 del reglamento de la Cámara establece que se podrá corregir, suspender y aún excluir de su seno a cualquiera de sus miembros, por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones.

El eje de la discusión era si las opiniones de Casado están permitidas en una legisladora. Para la oposición esto era motivo de destitución, o al menos de una dura sanción porque negaba hechos como los 30 mil desaparecidos.

Germán Gómez fue quien mocionó y entre sus argumentos expuso que "hay una corriente importante no sólo en Mendoza, sino en el mundo, de negar, de reducir, de minimizar, aquellos hechos tremendos que ha atravesado la humanidad. En algunos países se castiga la figura del negacionismo.

“En ese proceso tan tremendo se justificaba con esa frase ‘algo habrán hecho’ cuando se trataba de desaparecidos. Hacer referencia como legislador y hacer comparaciones de peras con manzanas, es restar valor a algo tan simbólico y trascendente en la vida de los argentinos que es la democracia”, expresó.

Desde el Frente de Izquierda, Mailé Rodríguez chicaneó al peronismo con algunos ex funcionarios, manifestando el pedido lo hace “el mismo peronismo que en su momento con (Celso) Jaque en el gobierno tenían a un funcionario como Carlos Rico que fue demostradamente integrante de esas fuerzas represivas que se llevaban”.

“Resulta llamativo que quienes tuvieron a (ex jefe del Ejército de Cristina Fernández) Milani también pidan este tipo de iniciativas. No existe el delito de opinión, en memoria de mi abuelo (Ramón Ábalo), que si viviera no perseguiría a nadie por sus expresiones”, indicó.

En ese momento, un cruce verbal con Gómez, de una banca a otra, motorizó el pedido de cuestión de privilegio para el peronista sanrafaelino.

Mario Vadillo, de Ciudadanos por Mendoza, coincidió con su colega en la necesidad de tener voz sin ser censurados por sus opiniones. Aunque disintió con la legisladora del PRO en sus dichos y hasta calificó de “estúpida” a esa comparación.

“Las muertes deben dignificarse porque murieron por sus valores y por defender ideales. Hay que cerrar la grieta, aboquémonos a las cosas, cerrar este pasado siniestro que dejó miles de muertos, más de 30 mil. Los secuestraban y los tiraban en aviones, en El Carrizal siguen apareciendo huesos, porque ni cuerpo tienen. Perdón, pero hablar del tema me pone mal”, dijo.

La nota histórica la dio Eduardo Martínez (Partido Intransigente), que se refirió a los envíos de mulas, caballos, bayonetas y municiones que le hizo Juan Martín de Pueyrredón a José de San Martín en 1816. En una carta, Pueyrredón le decía que no le pidiera más porque “su tarea imposible”, a lo que el Padre de la Patria respondió que “era imprescindible” esa tarea. “La democracia republicana es imprescindible”, acotó.

Gustavo Cairo, compañero de banca de Casado, arremetió duro contra el peronismo, acusándolo de molestarse porque “la diputada viene estableciendo, desde un principio, el mal manejo de la cuarentena, cuando con el pizarroncito se dedicaban todos los domingos a pelearse con todos los países del mundo, burlándose que tenían más muertes que Argentina. Hoy estamos novenos en el ranking. La diputada se ha manejado con la verdad. La Conadep fue la única investigación seria, y ustedes decidieron no participar”.

Al momento de la votación, resultó 28 por la negativa a la moción, y 18 en favor. Un hecho curioso, luego de más de dos horas de debate: Martínez pidió una interrupción: “Una consulta, ¿la cuestión de privilegio tiene que ver con la suspensión? Si uno vota a favor, ¿la suspenden?”.

Y entonces fue Gómez el que aclaró que de aprobarse la moción, la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) es la que debía emitir el despacho favorable o no, y dictaminar si cabía o no sanción.

Para Juntos por el Cambio, el peronismo busca excusas

El peronismo está muy ofuscado luego de la sesión de ayer. Se retiraron antes de que termine y se suspendió una charla con el oficialismo por el tema presupuestario. La ley de leyes, las de Avalúo e Impositiva siguen esperando acuerdo.

La semana que viene se cumplen 45 días desde que ingresaron estas tres leyes y para el Gobierno es tiempo suficiente para empezar a tratarlo. La intención es que sea el próximo miércoles, pero en la oposición no hay mucho convencimiento. “Estamos muy calientes, ¿con qué ganas te sentás a hablar de presupuesto?” dijo enojado un legislador del Frente de Todos-Partido Justicialista.

En el oficialismo entienden que, de dilatar el tema, es porque puede no haber voluntad política y en ese escenario “cualquier excusa viene bien”. Hay apertura a recibir modificaciones como sucedió con Mendoza Activa Hidrocarburos.

Con el roll over permanente casi descartado, está en juego la renegociación anual y un pedido de endeudamiento por 350 millones de dólares, de los cuales casi $100 están dentro del Presupuesto Nacional que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados que preside Sergio Massa.