sábado 19 de septiembre de 2020

Imagen ilustrativa / Archivo
Política

Preocupa a los gremios privados la incertidumbre sobre el aguinaldo

Mientras las empresas buscan cómo pagar sueldos, los sindicatos ya abren el paraguas: no quieren el aguinaldo en cuotas. Tampoco diferido, como lo pagará la provincia.

Imagen ilustrativa / Archivo

El Estado anunció el miércoles que el pago del aguinaldo a los empleados públicos provinciales se hará de forma escalonada (aunque en un solo desembolso), de acuerdo al nivel de ingresos, entre setiembre y diciembre. Desde el sector privado, en tanto, ha habido manifestaciones sobre la dificultad de abonar los sueldos, lo que complica aún más el pago del SAC, pero no han trascendido todavía propuestas a los gremios de flexibilizar este compromiso.

Sergio Giménez, secretario general de la Asociación Bancaria Mendoza, manifestó que la actividad financiera, si bien no fue considerada esencial, está exceptuada desde el 20 de marzo para realizar operaciones de distintos tipos, que se fueron incrementando a medida que el Banco Central fue emitiendo diversas disposiciones. Es decir, subrayó, que no estuvo paralizada como sucedió con el turismo.

Por otra parte, si bien reconoció que dentro del sistema financiero hay desde bancos pequeños a otros internacionales, con asimetrías importantes, es un sector al que “le ha ido un poquito bien” en los últimos tiempos. Por todo esto, y debido a que no han recibido una comunicación que indique lo contrario, estiman que cobrarán el aguinaldo como corresponde.

Con respecto al resto de los trabajadores, Giménez detalló que hay algunos que desempeñan tareas que fueron consideradas esenciales y que lo hicieron de modo ininterrumpido desde el primer día de la cuarentena, que deberían cobrar el 100% del aguinaldo en junio (o los primeros días de julio).

En cambio, quienes trabajan en una actividad que aún no está habilitada o que volvió a realizarse recientemente, deberían llegar a un acuerdo entre los trabajadores y el sector empresario para determinar de qué manera se pagará la mitad del sueldo anual complementario. En este sentido, opinó que de nada sirve exigir si la rentabilidad efectivamente cayó, pero por otra parte señaló como fundamental que no sea una decisión unilateral de las empresas y que se entienda que se trata de algo excepcional.

Por otra parte, mencionó a quienes trabajan en la administración pública y subrayó que entre 70 y 80% de los empleados estatales son docentes (que trabajaron más que cuando iban a la escuela), policías (que siguieron trabajando durante la pandemia) y médicos, enfermeros y personal sanitario en general (que cuidaron la salud de todos). Así, se solidarizó con el reclamo gremial (ver aparte) y planteó que si la Provincia no puede pagar sueldos ni aguinaldos no es por la cuarentena, aunque haya disminuido la recaudación, sino por la mala administración y el endeudamiento.

Fernando Ligorria, secretario general del Centro de Empleados de Comercio, comentó que aún no tienen novedades desde la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios, que es la que realiza las negociaciones a nivel nacional. Pero que tampoco ha recibido planteos por parte de las cámaras locales sobre propuestas de pago del aguinaldo.

Ligorria ya había manifestado la semana pasada que varias empresas están todavía viendo cómo pagan el salario de mayo -en el sector se han observado pagos de sueldos en cuotas a lo largo del mes pasado- y que aguardan novedades sobre el ATP para junio, de modo de poder analizar si podrán afrontar el pago del medio aguinaldo.

Pero además, expresó su preocupación porque se han encontrado con un número importante de comercios que han suspendido a sus empleados utilizando el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, pero sin la validación por parte de la Subsecretaría de Trabajo ni el acuerdo del sindicato (lo que exige la normativa). Incluso le han abonado el 75% de la remuneración a empleados que están trabajando.

Por su parte, David Castro, secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Cuyo, sentenció que no van a aceptar el pago del aguinaldo en cuotas. Es que indicó que hoy el valor del crudo internacional está nuevamente en valores que permiten a las empresas trabajar sin inconvenientes y añadió que el precio actual del combustible corresponde al que alcanzó cuando el barril estaba en 80 dólares, cuando hoy ronda los 40 y que no bajó ni siquiera cuando cayó a 16 dólares. Aún más, manifestó que pretenden reabrir la paritaria 2019, porque quedaron con un 15% de diferencia que no les pagaron, y aún no se ha hablado de la negociación 2020.

Castro agregó que ayer tenían una reunión virtual con la federación, ya que, pese a que en ciertas provincias como Mendoza la actividad se ha normalizado, YPF todavía no autoriza que quienes trabajan en los yacimientos retomen sus tareas. El titular del gremio lanzó que la gente quiere volver a trabajar y cobrar su sueldo íntegro, en lugar de estar en casa y recibir una parte. Y añadió que los pozos locales tienen muchos años y necesitan mantenimiento, por lo que quienes están yendo están sobrecargados, porque deben rendir por tres o cuatro personas.

Castro anunció que desde el sindicato están evaluando medidas de fuerza para reclamar que se retome la actividad normal y aseguró que la refinería está al 60% de su producción habitual. Además, dijo que a las empresas que le prestan servicios a la operadora, en muchos casos pequeñas, les adeudan dos meses de pago por lo que están teniendo problemas para pagar los salarios.