Política en Off: en la Rosada amanece tarde, la rosca mundialista y la sorpresa de los radicales

Lo que se dice y lo que no, lo que se habla y lo que no. Y todo lo que pasa en el detrás de escena de la política mendocina.

DEBATE DE MENDOZA QUE NO LLEGA A LA CASA ROSADA

Desde hace unos días, en la agenda pública de Mendoza se coló un tema que cada tanto vuelve: la conveniencia de seguir pegados al huso horario nacional. Como si fuera un nuevo mendoexit, en la provincia la política y los medios informan sobre si no sería mejor atrasar el reloj una hora respecto de Bueno Aires y así amanecer con luz en invierno.

El que arrojó la piedra en Mendoza fue el diputado sancarlino y todavía del oficialista frente Cambia Mendoza Jorge Difonso. De la mano del diputado nacional Julio Cobos, el debate llegó al Congreso nacional y desde dónde salío repercusión mediática nacional, sobre todo desde el lado de la ciencia, como por ejemplo, el biólogo del Conicet Diego Golombek, quien llegó a intervenir en el debate legislativo de Mendoza.

Argentina ni siquiera está en su “propio” huso horario. Por convención geográfica deberíamos estar en la posición -4 (cuatro horas menos que el meridiano de Greenwich, en Gran Bretaña), que sería la que se corresponde con la “llegada” del amanecer a la zona este y centro de nuestro país; sin embargo, Argentina está en el huso -3 (desde 1974), es decir una hora más de la que correspondería. Ni hablar en el oeste argentino, incluida Mendoza, dónde la “llegada” del amanecer está mas cerca de la hora chilena (huso -5). Es decir que, aunque en la provincia atrasáramos el reloj una hora, igual estaríamos desfasados de la nuestra posición geográfica.

Yendo al debate nacional, todas las consideraciones acerca de la conveniencia de cambiar los relojes en todo el país deberían tener un correlato en el oficialismo, al menos para que el proyecto de Cobos avanzara en el Congreso. En estas cuestiones nunca falta algún comentario burlesco, en este caso a costa del Presidente de la Nación. Es conocido que Alberto Fernández siempre está hasta tarde en la Rosada, pero rara vez aparece temprano por la sede del Gobierno federal, generalmente pasadas las 10 de la mañana. El único que aparece cuando canta el gallo es el cada vez menos influyente jefe de Gabinete Juan Manzur.

“Cómo le puede interesar al oficialismo nacional el debate del huso horario y la conveniencia energética de atrasar el reloj, si el Presidente arranca a laburar con el sol arriba”, dijo con sorna un dirigente local, que olvida que Fernández a veces tiene algunas reuniones temprano en la residencia presidencial de Olivos.

SE VIENE LA GRAN ROSCA MUNDIALISTA

Cuando el 18 de noviembre empiece a rodar la pelota en el mundial de fútbol de Qatar, en Mendoza comenzará un torneo muy diferente. La política suele aprovechar esos momentos en los que la atención pública está masivamente en otra cosa para resolver sus propios problemas. Más concretamente, en este caso, las candidaturas de 2023.

Por ahora, sólo hay una suma de interrogantes en el oficialismo: ¿Las elecciones del año que viene serán unificadas o desdobladas de la Nación? ¿Quiénes quedarán en la lista definitiva de candidatos a gobernador de la coalición gobernante? ¿Quiénes competirán por suceder a los intendentes oficialistas que no pueden ir por la reelección?

Y hay más: ¿Cambia Mendoza retendrá a sus socios actuales o alguno irá “por afuera”? ¿Algunos intendentes radicales que ya están reclamando un lugar en la fórmula como candidatos a vicegobernadores entrarán en el binomio principal? Se acumulan estas y muchas otras preguntas en un contexto económico tenso, en el cual, el impacto de la inflación podría marcar la agenda.

Todo se resolvería mientras se juega el mundial, que termina muy cerca de las fiestas de fin de año (18 de diciembre). O, de no llegar con las definiciones, en los precisos festejos de Navidad y Año Nuevo, dicen los que hoy se preparan más para la rosca que se viene que para el pan dulce y la sidra.

ACTO RADICAL COPADO POR PERONISTAS

El martes pasado, en la Nave Cultural, el intendente de la Ciudad Ulpiano Suarez, y la fundadora de Trend Smart Cities Lucía Bellocchio, expusieron sobre Ciudades Inteligentes. Hay que recordar que un día despiés de esa exposición, el jefe comunal de Capital, anunció una inversión de 10 millones de dólares en conectividad en la comuna. Claramente, la cuestión tecnológica es un tema de agenda de Suárez (el intendente).

Lo curioso es que la charla de Ciudades Inteligentes fue copada por dirigentes del peronismo. Estuvieron presentes los jefes comunales Florencia Destéfanis (Santa Rosa) y Matías Stevanato (Maipú), también el Ministro de la Suprema Corte de Justicia Mario Adaro. Del oficialismo estuvieron la coordinadora institucional de UNICIPIO, Graciela Marty; la subsecretaria de Modernización de Mendoza, Beatriz Martínez y el subsecretario de Obras Públicas de la provincia, Jorge Simoni. Además hubo autoridades universitarias, empresarios, representantes de cámaras y colegios.

EL AVANCE SORPRESIVO DE SUÁREZ

El gobernador Rodolfo Suárez viajó a Buenos Aires para presentar los argumentos en favor de Portezuelo del Viento. Los Andes lo adelantó en la edición del martes, antes de que llegara al Ministerio del Interior.

Lo cierto es que al parecer, muy pocos sabían de la estrategia y más de uno mientras revolvía el café en su oficina, “desayunó” con el hecho y no cayó bien en varios radicales. Los mensajes vía celular no tardaron en replicarse con algunas interpretaciones bastante diferentes a lo escrito en la nota que ingresó el martes por la Mesa de Entradas.

Para algunos, el gobernador se rindió antes de que el presidente Alberto Fernández laudara, más bien, antes de que recibiera el caso. Otros no entendían por qué tenía que pedir autorización, si el convenio lo habilitaba.

Y algún indignado directamente apuntó a lo que muchos creen que va a suceder: que el Presidente no laude, y pasado el tiempo, Mendoza actúe en consecuencia activando un plan B. Es decir, “abrió un paraguas que nadie le pidió que abriera”.

Las críticas también recayeron en Víctor Ibáñez, el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia por ser el estratega detrás de Suárez, porque entienden, debería asesorar al Gobernador de otra forma y no exponerse “a pedirle a Fernández que laude en contra”. Si faltaban pocos enojos, en Malargüe también están que arden.

SECRETA TRIFULCA UNIVERSITARIA

Las elecciones para el Rectorado de la UNCuyo viene agitando la rosca desde hace semanas. Dentro del Interclaustro costó más de lo que se dice llegar a un consenso. Había tres nombres fuertes: Esther Sánchez, Gabriel Fidel y Claudia García. Los dos primeros se quedaron con el binomio en la fórmula, y la decana de Ciencias Políticas miró de lejos.

En un determinado momento, García y Fidel iban cabeza a cabeza, pero la autoridad en Políticas tiene una factura pesada de pagar: su coqueteo con el peronismo cuando Daniel Scioli era candidato a presidente en 2015 (perdió con Mauricio Macri) y algunos otros trapitos que en estos tiempos salen a la luz.

Los rumores de ruptura sonaron, pero desde su entorno lo desmintieron. Sin embargo, en las últimas horas de definición, cuentan que García estaba muy enojada y habría amagado a sacar los pies del plato. El clima quedó espeso, al punto que las felicitaciones fueron muy medidas, demasiado para el anuncio rimbombante de que hubo consenso.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA