El Gobierno provincial admitió que en 2021 hizo menos obra pública que la que fijaba el presupuesto

Obra publica en Ciudad de Mendoza, Cliclovia en calle San Martin.

foto: Mariana Villa / Los Andes

Ciclovia, Obra publica, infraestructura, calle san Martin, albañiles, trabajadores, construccion,
Obra publica en Ciudad de Mendoza, Cliclovia en calle San Martin. foto: Mariana Villa / Los Andes Ciclovia, Obra publica, infraestructura, calle san Martin, albañiles, trabajadores, construccion,

Según el ministro de Infraestructura, Mario Isgró, se gastó el 70% de lo autorizado por la Legislatura. Sin embargo, la Ejecución en Trabajos Públicos marcaba hasta noviembre que apenas se había invertido el 32% de la pauta.

El Gobierno Provincial arrancó el 2022 con la intención de mejorar la inversión en obras públicas en la provincia, con el objetivo de potenciar la reactivación de la economía y la generación de empleo genuino, luego de dos años complejos en términos económicos por la pandemia del coronavirus.

En base a las expectativas, el ministro de Infraestructura, Mario Isgró, ya tiene en sus manos un crédito por $1.400 millones de los títulos de deuda que colocó el ministerio de Hacienda en diciembre pasado para volcarlos inmediatamente en obras, y también sostiene que el presupuesto para este año tiene previsiones de inversiones por más de $25.000 millones.

No obstante, aún hay discusiones políticas respecto a cómo le fue a Mendoza en este 2021 en obras públicas, de acuerdo a la ejecución presupuestaria. Desde hace varios meses el Frente de Todos y Ciudadanos por Mendoza pusieron sus ojos en la baja de inversión en este ámbito, que a noviembre de este 2021 llegó solamente al 32%.

El propio titular de Hacienda, Víctor Fayad, había dicho que había sido un año “muy difícil y complejo, con renegociaciones de los contratos de obra por la pandemia”, y que el Ministerio estaba tratando de “generar nuevos proyectos y adecuarse a la nueva realidad”.

Ese es el principal objetivo en estos meses, mientras hay aún una marcada incertidumbre de acuerdo a lo que ocurrirá este años en términos sanitarios, ya que la obra pública ha sido afectada en prácticamente todas las jurisdicciones del país producto de la crisis económica.

No obstante, ayer Isgró señaló que las críticas del peronismo se habían hecho “en base a datos del primer semestre”, y acotó que el 2021 se terminó “cerrando bien”.

“Hemos estado por arriba del 70% de ejecución en términos generales en todas las tipologías del obras, en algunos casos se llegó al 100% de ejecución en rentas generales. Hemos podido aplicar casi todo el presupuesto que teníamos para obras”, acotó.

También mencionó que esa buena conclusión se puede ver reflejada en los datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) con el empleo de trabajadores de obra en blanco registrado: “Esos datos superaron los 10.000, llegando casi a los 11.000 con valores que teníamos en 2019. No nos conformamos con estos valores, pero fue un repunte muy importante”.

Sin embargo, según datos del ministerio de Hacienda, la Ejecución Presupuestaria 2021 en Trabajos Públicos a noviembre del 2021 ha sido de $3.809 millones, muy por debajo de lo que marcó la estimación del Presupuesto 2021, de $11.837 millones en este mismo concepto.

De esta manera, el número arroja que la ejecución presupuestaria en trabajos públicos ha sido del 32% al mes de noviembre, y que si bien este número suele mejorar sensiblemente en el mes de diciembre, está lejos de ese 70%.

Desde el peronismo han mostrado sus dudas desde la presentación del Presupuesto 2022, cuando pusieron el foco en la baja de la obra pública en base a lo que se tenía pensado. “Con lo que hemos visto en 2021, cuesta creer que la situación pueda cambiar en 2022, aunque si se hace es por la recuperación económica que se está dando a nivel nacional”, marcó un legislador opositor a Los Andes.

Obras nuevas en vista

Lo cierto es que, en base al arranque del año, en el Poder Ejecutivo se han puesto como enfoque mejorar la inversión en obras en Mendoza, aunque necesariamente tendrán que negociar con la Nación para este fin, no solamente con los recursos que se puedan invertir en una provincia que es de un color político y que no ha sido beneficiada en el reparto de recursos discrecionales; sino también en la renegociación de sus deudas.

Recordemos que Mendoza mantiene deudas que vencen este 2022 por más de $15.000 millones con organismos nacionales, ya sea el Gobierno Federal (con préstamos del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional), el Banco Nación, y también Anses. Al respecto, Fayad ya había admitido también que parte de la obra pública de este año dependerá de que se renegocien esas deudas con la Nación.

Mientras tanto, esta semana Isgró viajó a Buenos Aires y se reunió con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, con quien evaluó próximas obras que se podrían realizar en la provincia en conjunto con Nación.

Una de las que está más avanzada es un proyecto multimodal de renovación de todo el área del Cerro de La Gloria y alrededores, que se realizará con un crédito no reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por U$S 10,5 millones (unos $1.100 millones a dólar oficial);

No obstante, lo que busca Mendoza es que la Nación financie en conjunto una obra complementaria, que es el proyecto de renovación del circuito Papagallos, que tiene un monto estimado en $800 millones.

Esperamos avanzar en la licitación en febrero o marzo. Se trata de poner en valor el viejo circuito que arranca en la zona del santuario de Lourdes, entra al piedemonte y llega al pie del Cerrro. Se reconstruirá la vieja ruta 99 y se establecerán miradores, espacios de contemplación, así como también se conectará con Divisadero Largo y el Cerro de La Gloria, que en su base norte tendrá una rotonda”, especificó Isgró.

Programas de Infraestructura con municipios

Por otro lado, ayer se lanzó el Programa de Infraestructura Municipal (PIM), en el cual la provincia subsidiará con hasta $40 millones a cada uno de los departamentos que presenten proyectos de obras menores con “fuerte impacto local”; tales como asfaltado, remodelación de plazas, ampliación o acceso a servicios básicos, obras hidráulicas, construcción de veredas, desagües cloacales y ciclovías, entre otros.

“Uno de los principales objetivos es generar mano de obra local e impacto directo en el bienestar de los ciudadanos. Buscamos descentralizar y agilizar los procesos de ejecución de las obras para dar respuesta a las necesidades concretas de los vecinos”, explicó el funcionario.

Por su parte, Ana Daher, directora de Gobernanza Territorial, marcó que son fondos no reembolsables y que para que un municipio pueda presentar un segundo proyecto, deberá haber certificado el 50% del primero.

Se estima que, si todos los municipios presentaran un proyecto por el límite máximo de $40 millones, la provincia debería desembolsar unos $720 millones sólo en este programa. No obstante, los funcionarios marcaron que “no siempre se presentan todos los departamentos”, por lo que el monto puede llegar a ser relativo. Por otro lado, la obra elegida por el municipio puede tener montos mayores, pero esa diferencia deberá ser costeada por la propia comuna.

Por otro lado, los municipios tendrán hasta el 25 de febrero para presentar proyectos. Se espera que entre marzo y abril puedan realizarse las licitaciones de las obras, que deberán tener plazos máximos de construcción de hasta 12 meses.

Este programa, si bien se renueva todos los años, se lanza en un contexto en el cual algunos intendentes han sido críticos respecto a un porcentaje de los fondos de infraestructura escolar que deberán enviar exclusivamente al arreglo de escuelas; mientras que otros han solicitado más recursos para obras.

Fue el caso del oficialista Daniel Orozco, de Las Heras, quien en redes sociales (y de manera formal también) mandó un documento al secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, para que se realicen “una serie de medidas que permitan la provisión de agua en la zona del Piedemonte Norte y una mayor logística y frecuencia en el envío camiones hidrantes a la mencionada locación”.

Desde el Ejecutivo, en tanto, respondieron el golpe y destacaron que tanto municipios como provincia están “comprometidos” a colaborar con la crisis hídrica y que la están atendiendo, “en la mayoría de los casos, entre todos. Aysam está encima con todo el equipo de operaciones en cada uno de los lugares que estamos teniendo inconvenientes en la prestación por falta de agua”, finalizaron.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA