Mercedes Llano: “Queremos que las ideas liberales estén representadas en el Congreso”

Mercedes Llano: “Queremos que las ideas liberales estén representadas en el Congreso”
Mercedes "Mechi" Llano es pre candidata a senadora nacional del frente Vamos mendocinos. Además, es la hija del histórico dirigente demócrata Gabriel Llano.

La precandidata a senadora nacional del frente Vamos Mendocinos lanza fuertes críticas al kirchnerismo y al Rodolfo Suárez, a quien acusa de querer “eternizarse en el poder”, a través de su candidatura a senador nacional suplente.

Tras su ruptura con Cambia Mendoza, el Partido Demócrata (PD) se alió con la Coalición Cívica-ARI, el Mendoexit y otras agrupaciones de ideología liberal para dar nacimiento al frente Vamos Mendocinos. Para las legislativas 2021 del próximo domingo, el espacio postula como primera precandidata a senadora nacional a Mercedes “Mechi” Llano y como postulante a diputado nacional al histórico dirigente Gustavo Gutiérrez.

Entrevistada por Los Andes, la legisladora demócrata que busca dar el salto al Congreso afirma que el flamante frente aspira a representar las ideas autonomistas, federales y liberales, las cuales considera que han estado “huérfanas” en la política mendocina. Lanza fuertes críticas al “populismo kirchnerista” y cuestiona también la gestión del radical Rodolfo Suárez, a quien acusa de querer “eternizarse en el poder”.

-¿Qué distingue a Vamos Mendocinos dentro de la oferta electoral de la provincia?

-Apostamos a la calidad institucional y la representación de las ideas autonomistas y liberales. Mendoza se ha distinguido del resto de las provincias por su alta calidad institucional y uno de los factores que está asociado a eso fue la histórica existencia de una tercera fuerza partidaria que le daba equilibrio al sistema político. Paralelamente al debilitamiento o inestabilidad de las terceras fuerzas se fue dando todo un proceso de concentración de poder que hoy va adquiriendo algunas notas centralistas o caudillistas. Creemos que hoy están huérfanas de representación las ideas de la libertad, actualmente vapuleada y violentada en el marco de la pandemia, y las del federalismo y republicanas, que se han ido debilitando por los acuerdos de cúpula entre peronistas y radicales.

-¿Cómo hace una nueva fuerza política para sortear la grieta?

-La grieta es una construcción electoral ficticia, es una estrategia de manipulación del electorado y es un negocio de los dos grandes partidos mayoritarios y cuyo resultado ha sido la decadencia en todos los planos, altísimos niveles de pobreza, corrupción e impunidad. Nosotros queremos romper con esa grieta plantados en nuestros valores, principios e ideales y defendiendo la mendocinidad a pleno.

-¿Cuál es el principal desafío del frente en esta elección?

-Nosotros a lo que apostamos es a obtener al menos la tercera banca del Senado y de ese modo transformar a Mendoza en la única provincia sin representación kirchnerista en el Senado. Queremos acceder a al menos a una banca para que las ideas del liberalismo y el federalismo estén representadas por partidos que respondan exclusivamente a Mendoza y no a ningún partido ni jefe político nacional. Vamos a dejar sin representación a un populismo kirchnerista.

-¿Cuál considera que es la principal preocupación de los mendocinos?

-Veo con profunda preocupación el descrédito que hay hacia la clase política en un nivel generalizado. No solo hay desencanto, sino bronca con la clase dirigencial. Y lo comprendo y lo comparto, se ha conformado una élite partidaria y política que está integrada por las mismas personas que van rotando en los distintos cargos y que no ha estado a la altura en un marco de pandemia. Eso ha generado un divorcio muy virulento entre la sociedad y la clase política. Después vemos un sector productivo destrozado, asediado por la carga impositiva y las excesivas regulaciones y el comercio atraviesa dificultades equivalentes. También vemos la preocupación por el acceso a la educación y las escasas oportunidades laborales.

-¿Qué reformas impulsarían desde el Congreso y la Legislatura?

-El populismo ha generado un Estado de un tamaño descomunal y esto conlleva el incremento de la presión tributaria, porque de algún lado hay que financiar esos excesivos gastos . Esto ha ido acompañado de un proceso de erosión de las instituciones republicanas. Nosotros creemos que es necesario impulsar reformas estructurales de fondo, que el populismo nunca tuvo la intención de motorizar y el macrismo tampoco se animó a hacerlo. Hay que motorizar reformas orientadas a reducir y simplificar la carga impositiva. También algunas que tiendan a la flexibilización laboral. Es muy importante la apertura de la economía, abrir la economía y suprimir progresivamente los aranceles a la exportación. En el Senado hay que combatir los privilegios de la casta política y romper con los arreglos de cúpula.

-¿Fue un error del PD sumarse en 2015 a Cambia Mendoza?

-No. En ese momento la sociedad bramaba por la unidad porque había un mal peor que era el populismo. Además, nosotros veníamos de dos pésimas gestiones justicialistas y entendíamos que teníamos que dejar de lado las diferencias y buscar los puntos en común. De hecho, nuestro partido fue el que aportó el caudal de votos necesarios, si tomamos los resultados de la anterior elección ejecutiva, para que Alfredo Cornejo accediera al poder. Pero hubo grandes diferencias programáticas. Primero intentando ampliar el tamaño de la Corte y luego con la reforma de la Constitución y la intencionalidad política, no explícita, que era la reelección y la consolidación de un esquema que en el largo plazo iba a ser caudillista. También hubo diferencias ideológicas por una visión intervencionista del Estado.

-¿Cómo evalúa que ha sido la gestión de la pandemia de Suárez?

-Le voy a reconocer haber hecho un esfuerzo por agilizar el retorno a la presencialidad en el sistema educativo. La educación fue un valor y lo reconozco como uno de los principales méritos. También entiendo que, a diferencia de lo que ocurrió en el orden nacional con el Vacunatorio Vip, en la provincia la gestión fue más trasparente. Creo que con el personal de salud ha generado innecesariamente una situación tensa porque estaba a cargo de uno de los servicios esenciales y ameritaba un reconocimiento salarial y una mejora en las condiciones de trabajo. Disiento en la excesiva delegación de facultades del Legislativo al Ejecutivo, totalmente innecesaria porque estaba funcionando la Legislatura. Esto intensifica el proceso de concentración de poder en manos del Ejecutivo, del cual a veces no hay retorno. La Legislatura se ha transformado una escribanía y se han habilitado desde allí grandes negociados, como Impsa, Vale, las concesiones del perilago, entre otras. Tiene que ver con esta lógica que se ha instalado de la política como negocio y no como servicio.

-Mientras se espera la definición de la Corte Suprema, ¿qué piensa de la postulación de Suárez a senador suplente?

-El gobernador se tiene que dedicar a gobernar y más aún en un escenario de crisis como el que atravesamos. El gobernador juró cumplir y respetar la Constitución a la hora de asumir y hoy entendemos que no está cumpliendo con su palabra. Para nosotros es ilegal y además no es ético su comportamiento. El artículo 115 es absolutamente claro y da la nota más distintiva a nivel constitucional a Mendoza. Esto claramente es una maniobra, aparte de electoral, para eternizarse en el poder y para asegurarse su futuro y tener una continuidad laboral. Es una candidatura testimonial absolutamente objetada por la ciudadanía. Es un vamos por todo a la mendocina.

¿Cuál es su opinión sobre el principal precandidato de Cambia Mendoza, Alfredo Cornejo?

-Es una persona con la que no comparto su mirada sobre la política, que, para mí, es absolutamente antidemocrática y autoritaria. Es una persona que sus acciones no se enclavan ni se asientan en principios ni valores. No le importa el medio que tenga que utilizar para acceder al poder, no le interesa pisotear las instituciones con tal de perpetuarse en los cargos.

¿Y acerca de la cabeza de lista del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti?

-Anabel a mí entender actúa como una delegada del poder central. Esto también responde y se enclava en una lógica populista de gobernar, donde no existen instituciones sólidas y donde prevalece el manejo discrecional e impera el reino del favor y de la dádiva. Esto ha hecho que Mendoza tenga que someterse a un sistema discrecional y que no reciba los recursos que le corresponde.

-¿Cómo evalúa la gestión del gobierno de Alberto Fernández?

-Es un populismo bicéfalo. Es un gobierno sin conducción definida que ha dejado traslucir las peores prácticas políticas. Tiene una mirada de que los recursos públicos son propiedad de los funcionarios y vemos cómo se enriqueces y cometen abusos como la fiesta de Fabiola y el Vacunatorio Vip. El gobierno de Fernández representa el periodo de absoluta decadencia que está atravesando la clase política.

Ficha

Edad: 43 años

Profesión: Docente universitaria. Licenciada en Ciencia Política y doctora en Gobierno y Administración Pública.

Cargos:

  • Concejal de Godoy Cruz (PD) 2010-14
  • Diputada provincial (PD) 2019-Act.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA